En 2012 hubo 44 homicidios por día

(Foto News Report)

El año pasado mataron en el país a 16.030 personas, lo que significa que en promedio ocurrieron 44 homicidios al día. Para graficar la cantidad de personas que mataron en 2012 en Venezuela, sólo basta imaginar el Poliedro de Caracas con sus 13.500 sillas ocupadas, más una cola de 2.580 personas fuera del recinto.

THABATA MOLINA / El Nacional

Esta información la dio a conocer el presidente encargado Nicolás Maduros Moros cuando presentó la memoria y cuenta en la Asamblea Nacional. Aunque no lo mencionó en su discurso, mostró una lámina que estuvo expuesta pocos minutos y en la que se detallaba el número de asesinatos en cada uno de los estados del país. El funcionario reconoció que 60% de los homicidios ocurrieron en 6 estados.

Esta cifra eleva a 56 por cada 100.000 habitantes la tasa de homicidios y representa un incremento de 14,4% en relación con 2011, cuando según el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas en el país mataron a 14.007 personas y la tasa era de 47,8 por cada 100.000 habitantes, como lo admitió en el pasado el entonces ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Tareck el Aissami.

“Tener una tasa de homicidios de 56 es alarmante porque el estándar internacional dice que un país que tiene control ciudadano y paz social su tasa no debe ser más de 9 homicidios por cada 100.000 habitantes. Pero Venezuela superó incluso la tasa de 35, que es propia de los países que tienen agudos problemas de seguridad y conflictos armados, donde los homicidios son considerados un problema de salud pública y en el país no se le da ni siquiera ese tratamiento”, indicó el abogado y criminalista Fermín Mármol.

El experto señaló que no atender a tiempo la situación de violencia en la sociedad venezolana trajo como consecuencia la naturalización del problema pues considera que los venezolanos se acostumbraron a vivir con esta realidad.

 

El año del fracaso. 2012 también fue el año en que el Gobierno del presidente Hugo Chávez aprobó la creación de la Comisión Presidencial para el Control de Armas y Municiones y Desarme, que comenzó a funcionar después que salió publicado en la Gaceta Oficial 39673 del 13 de mayo, mediante el decreto 8.211 y sesionó hasta diciembre.

Sin embargo, hace un par de días emitieron un nuevo comunicado en el cual anunciaron que la próxima semana comenzará un nuevo plan de desarme, como lo ordenó Maduro el lunes, después que inscribió en el Consejo Nacional Electoral su candidatura a la presidencia.

Este equipo de trabajo hizo un diagnóstico de la situación del país y determinó que 94% de los homicidios que se cometen son con armas de fuego. También emitieron 11 resoluciones en las cuales normaron algunos aspectos de la tenencia de armas, todas orientadas a las personas que lo hacen de manera legal.

Un mes y ocho días después del lanzamiento de la Comisión Presidencial para el Desarme, el 20 de junio del año pasado, el presidente Chávez presentó al país, desde el salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, la Misión a Toda Vida Venezuela, promovida como la primera política pública en materia de seguridad creada por el Gobierno en 14 años. Así la definió la rectora de la Universidad Nacional de la Seguridad y Presidenta del Consejo General de Policía, Soraya el Achkar.

Esta misión, aunque fue delimitada con seis vértices de acción, que van desde la prevención hasta la modernización del sistema penitenciario y la transformación el sistema de administración de justicia del país, no ha mostrado logros cuantitativos ni cualitativos.

“A estas alturas, con todas las promesas que se hicieron con el lanzamiento de la Misión A Toda Vida, deberíamos estar viendo disminución, pero eso no pasa porque ha privado el factor político y la ideologización, lo que ha hecho que falle la ejecución del plan. El ministro de Relaciones Interiores y Justicia se ha enfrascado en declararle la guerra a la policía de Miranda y eso no genera resultados en ningún estado del país”, dijo el sociólogo Luis Cedeño, director de la ONG Paz Activa.