Rafael Ramírez: A Chávez nos lo asesinaron

Rafael Ramírez, el ministro de Petróleo de Venezuela, fue una de las primeras personas en enterarse de la muerte del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y cree que el mandatario fue víctima de un complot: “Nos lo asesinaron”, publica BBC Mundo.

Abraham Zamorano/BBC Mundo, Caracas

 

Señalado con frecuencia en la terna de los hombres fuertes del chavismo, Ramírez habló en entrevista exclusiva con BBC Mundo de su amistad con Chávez, del tiempo que necesita el presidente interino Nicolás Maduro para adaptarse a su nuevo rol de líder y, cómo no, de las próximas elecciones.

Con diez años a la cabeza de la industria petrolera venezolana –país que cuenta con las mayores reservas probadas del mundo– nadie duda de que es él quien tiene en su bolsillo la llave de la caja registradora.

El dinero con que el presidente Chávez financiaba sus políticas sociales pasaba por Ramírez. Quien, sin embargo, es mucho más que sólo un hombre fuerte del chavismo.

“Por supuesto que establecimos con él un nivel de afecto, comunicación, hermandad muy profunda. El presidente Chávez no sólo era nuestro jefe, nuestro líder, sino también nuestro amigo”.

“No había contacto de trabajo que no fuera profundamente estrecho y personal”, afirmó Ramírez. “En lo personal ha sido un golpe tremendo. Me cuesta hablar de estas cosas, pero (tengo) todo el amor por el presidente Chávez”, comentó.

Ramírez no es una excepción entre las filas del gobierno y no desperdicia la oportunidad para deshacerse en elogios para Chávez: “Hemos perdido al líder más importante de todo el siglo XX y XXI”.

“El presidente Chávez, luego de Simón Bolívar, ha sido la figura que más ha concitado el fervor popular”, agregó.

¿Asesinado?

“Estoy convencido que al presidente Chávez nos lo asesinaron (…) No nos cabe duda de que al comandante, atentaron contra su vida”, afirmó rotundo en la misma línea abierta por Maduro y repetida por el presidente boliviano, Evo Morales.

“Será cuestión de que se instale una comisión que investigue en profundidad. Estamos seguros que el imperialismo y lo más oscuro de las agencias de inteligencia (…) tiene el manejo de tecnología que nosotros no conocemos”, añadió.

A la pregunta de si para determinar tal cosa habría que revelar los detalles de la enfermedad la respuesta fue un: “Ya veremos, ya veremos”.

“No me pidas que te demuestre en este momento la profunda convicción que tengo. Lo estudiaremos, lo evaluaremos. El pueblo palestino no ha podido demostrar cómo asesinaron a Yaser Arafat, pero a Yaser Arafat lo asesinaron”, explicó.

Hasta el último segundo

El ministro reconoció que, con la operación de diciembre a Chávez, “la situación fue bastante complicada”. “El presidente tuvo caídas y subidas, nosotros informamos responsablemente”, dijo.

Ante las críticas por la falta de detalles sobre la enfermedad del mandatario, comentó que “siempre ha prevalecido la verdad y la transparencia”. “La transparencia en una situación difícil porque a ningún enfermo le gusta estar expuesto en medio de una enfermedad tan complicada”.

El titular de la petrolera estatal Pdvsa afirmó que tan sólo ocho días antes de su fallecimiento habían mantenido una reunión de hasta seis horas, algo que ha sido puesto en duda desde la oposición.

Cuando BBC Mundo le recordó esto, se unió a las voces de descalificación a Henrique Capriles, líder de las fuerzas antichavistas, y lo llamó “miserable”. “No le dedico ni un segundo a las opiniones de la extrema derecha”.

El ministro comentó que durante los últimas semanas de vida de Chávez se estableció un “mecanismo de comunicaciones” cuyos detalles no quiso revelar, obligados por su convalecencia y, después, por los problemas respiratorios.

“Su inventiva le permitió comunicarse con nosotros en una manera muy inventiva. Siempre no estaba sorprendiendo con sus ocurrencias. Ha sido un gran comunicador: con sus ojos, con las manos, las palabras”, afirmó.

Aunque reconoció que al final los encuentros “comenzaron a ser menos frecuentes”, Ramírez insistió en la tesis de que Chávez estuvo “hasta el último segundo de su vida en pleno uso de sus facultades y al mando”.

“La fecha en que falleció teníamos una reunión”.

Presidenciales “con” Chávez

Respecto a las elecciones del 14 de abril, Ramírez tiene claro que se tratará de “un plebiscito” y que versará sobre Chávez y el programa con que concurrió el pasado 7 de octubre a su tercera reelección.

Y pese a que, a juzgar por los movimientos de esta semana, Maduro parece dispuesto a jugar la carta de Chávez, Ramirez aseguró que el candidato oficialista “es distinto”.

“El compañero Nicolás Maduro no está tratando de imitar al presidente”.

“No es Chávez, nadie pretende que lo sea. Todos somos Chávez y esa es una consigna que la gente sacó espontáneamente”, dijo Ramírez.

“Todo el país que darle tiempo a Nicolás a que se desarrolle en esta nueva situación. Todos hemos estado bajo la conducción del presidente Chávez y todos hemos hecho nuestra impronta en nuestro sector”, afirmó.