Atacaron tren colombiano que transportaba minas de carbón


El tren de la mayor mina de carbón de Colombia, Cerrejón, sufrió el jueves un ataque con explosivos atribuido a la guerrilla de las FARC, que causó su paralización temporal pero no afectó la producción ni las exportaciones, informó la compañía.

El atentado, que tampoco dejó muertos ni heridos, ocurre tres días después de que los trabajadores sindicalizados de Cerrejón reanudaron labores tras una huelga de un mes por reclamos salariales que mantuvo paralizada la producción.

Juan Carlos Restrepo, vicepresidente de relaciones públicas de Cerrejón, dijo a Reuters que la reparación de los daños a vía férrea tardará entre tres y cuatro días, pero explicó que las exportaciones no se verán afectadas debido a que existe almacenamiento de carbón en los puertos para suplir los despachos.

Colombia es el cuarto exportador mundial del mineral y Cerrejón es una de las tres mayores carboníferas del país, con una mina situada en el norteño departamento de La Guajira.

“El tren que se dirigía hacia el puerto carbonífero de Puerto Bolívar sufrió un atentado con explosivos a la altura del kilómetro 14,1 que produjo el descarrilamiento de 17 vagones”, según el comunicado de la empresa.

Cerrejón es propiedad en partes iguales de Anglo American, BHP Billiton y Xstrata.

Esas firmas están invirtiendo 1.300 millones de dólares con la meta de aumentar las exportaciones a 40 millones de toneladas hacia finales del 2015.

El presidente de la empresa, Roberto Junguito, había dicho el lunes a Reuters que Cerrejón sólo podría recuperar una pequeña porción de las cerca de 3 millones de toneladas de carbón que dejó de producir por la huelga de trabajadores, que a su vez rechazaron el ataque.

“Llamamos a las autoridades competentes a prevenir esta clase de atentados, a redoblar esfuerzos para garantizar nuestra seguridad y la de la compañía”, dijo el sindicato de trabajadores Sintracarbón en un comunicado.

La línea férrea de la carbonera ha sufrido numerosos ataques desde el inicio de sus operaciones, tres ellos en el último año, atribuidos en su mayoría a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que actualmente se encuentran en conversaciones de paz con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

La producción de carbón y petróleo son dos de las principales fuentes de ingresos para la cuarta mayor economía de América Latina, que sólo el año pasado recibió más de 16.000 millones de dólares en inversión extranjera directa, la mayor parte hacia esos sectores.