Hallan programa espía en todo el mundo

(Foto Archivo)

El descubrimiento de un grupo de servidores vinculados con una campaña de espionaje está revelando detalles sobre un programa informático que podría usarse en contra de los disidentes que viven bajo regímenes opresores.

Un centro de investigación en Canadá informó el miércoles que ha identificado 25 países distintos que hospedan servidores vinculados con FinFisher, un programa de los denominados “caballos de Troya”, que puede eludir los sistemas de protección antivirus para robar datos, grabar los teclazos que da el usuario, intervenir las llamadas en Skype y convertir tanto micrófonos como cámaras Web en dispositivos de espionaje en directo.

Citizen Lab, con sede en la Escuela Munk de Asuntos Globales en la Universidad de Toronto, informó que Canadá, México, Bangladesh, Malasia, Serbia y Vietnam figuran entre los países recién identificados en su reporte del miércoles como lugares que albergan estos sistemas.

Ello no necesariamente significa que los gobiernos de esas naciones usen FinFisher, un programa distribuido por la empresa británica Gamma International. Sin embargo, el organismo señaló que la lista de naciones sí constituye un indicio del alcance que tiene el software espía.

Morgan Marquis-Boire, autor principal del reporte, dijo que su meta era “mostrar la proliferación de este tipo de vigilancia e intrusiones activas”. En una entrevista telefónica, destacó que el mundo de la vigilancia gubernamental está cambiando, e instó a periodistas, trabajadores asistenciales y activistas a permanecer atentos.

“Esto no es sólo escucha telefónica”, dijo. “Se instala una puerta trasera en tu computadora para grabar tus conversaciones en Skype y para leer tu correo electrónico”.

La organización Privacy International describió el reporte como evidencia de que Gamma había vendido FinFisher a regímenes represores. Consideró que el caso representa una “violación potencial a las leyes británicas de exportaciones”.

Gamma no opinó sobre el reporte.

La empresa, con sede en la localidad inglesa de Andover, ha sido objeto de un creciente escrutinio después de que se encontró material que promovía el software, en un edificio de la dependencia egipcia de seguridad, tras el derrocamiento del dictador Hosni Mubarak en 2011. Reportes posteriores de Bloomberg News identificaron a varios activistas opositores en Bahréin como blancos del software espía ofrecido por la empresa.

El descubrimiento de servidores de FinFisher en países con gobiernos autoritarios, como Turkmenistán y Etiopía, ha planteado más dudas sobre las prácticas de la compañía. El martes, Reporteros sin Fronteras incluyó a Gamma en su lista de cinco “enemigos corporativos de la internet”. AP