Senado de EEUU aprobará aumento fiscal

Desde que el presidente Barack Obama llegó a la Casa Blanca, el Senado se dispone a aprobar un presupuesto por primera vez en cuatro años con nuevos aumentos de los impuestos y ciertas reducciones del gasto público.

La votación del jueves en la Comisión Presupuestaria del Senado coincide con el viaje de Obama al Capitolio por tercer día consecutivo, una alteración de su política tradicional de desdeñar a los legisladores republicanos en los últimos cuatro años, e informar a sus aliados demócratas.

(foto AP)

El plan presupuestario de Senado, elaborado por la senadora demócrata Patty Murray, reduce en 1 billón de dólares el pago a médicos y hospitales, el Pentágono, los organismos nacionales y el pago por intereses de la deuda con una cantidad igual de nuevos impuestos mediante la abolición de ciertas exenciones.

Empero, ya que los demócratas desean restaurar 1,2 billones en reducciones presupuestarias automáticas en el mismo periodo — reducciones creadas por Obama y adoptadas ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo el poder ejecutivo y legislativo — el plan de Murray aumenta levemente el gasto federal en comparación a la política actual.

En la Cámara, los republicanos del Comité Presupuestario aprobaron un presupuesto para el 2014 el miércoles por la noche que reduce el gasto federal en 4,6 billones a lo largo de la próxima década, para sanear la contabilidad soberana en 10 años.

Obama se reunió el miércoles a puerta cerrada con los representantes republicanos.

“Hay enormes diferencias entre nosotros”, reconoció el representante Greg Walden. Obama “es partidario de aumentar los impuestos”.

Es el primer presupuesto confeccionado por los senadores demócratas en cuatro años.

El presupuesto de Murray propone 100.000 millones de dólares en un nuevo plan de estímulo centrado en la infraestructura y capacitación laboral.

El presidente de la Comisión Presupuestaria de la Cámara de Representantes Paul Ryan propuso reducir el Medicaid, el seguro médico de los menesterosos y discapacitados, en más de 700 millones de dólares a lo largo de 10 años, mientras que Murray sólo eliminaría 10.000 millones. Ryan prometió suprimir 1,8 billones en subvenciones en el plan de salud de la Casa Blanca, llamado popularmente Obamacare; Murray no toca un solo centavo. AP