Exempleada de Sharon Stone la lleva a juicio


Una juez estadounidense dio luz verde este viernes para que la exniñera filipina de Sharon Stone fuera a juicio contra la actriz estadounidense, a la que acusa de despido improcedente y acoso, además de abusos racistas.

Los abogados de Erlinda Elemen, que trabajó como niñera interna para la estrella de “Basic Instinct” (Instinto Básico/Bajos instintos) hasta que fue despedida en 2011, anunciaron el año pasado que denunciarían a la actriz.

La juez del juzgado Superior de Los Angeles Mary Strobel determinó que los abogados de Elemen presentaron suficientes pruebas como para apoyar las acusaciones de acoso, fallo para prevenir acoso, represalias y despido improcedente.

“Estamos encantados de que la jueza reconozca que las acusaciones de la denuncia deberían seguir adelante”, afirmó el abogado Solomon Gresen, añadiendo “esperamos con impaciencia el juicio en julio”.

La fecha tentativa para el juicio se estableció para el 30 de julio.

Los abogados de Stone trataron de que el juicio fuera descartado, argumentando que los comentarios de la actriz no suponían acoso.

“Todo lo que tenemos es que Stone hizo comentarios sobre la comida filipina, acentos filipinos”, afirmó su abogado, Daniel Gutenplan.

Cuando la denuncia fue anunciada en mayo, el publicista de Stone la calificó de “absurda”, alegando que la exniñera estaba simplemente tratando de “sacar partido” de Stone.

La denuncia estableció que la estrella igualaba el ser filipino con ser estúpido y ordenaba a la niñera no hablar a sus hijos para que “no hablen como tú”.

Stone también impedía a Elemen leer la Biblia en su hogar, incluso cuando vivía en la casa para cuidar de los tres hijos de la actriz y frecuentemente viajaba con ellos.

Desde agosto de 2010 Elemen “fue repetidamente sometida a comentarios derogativos continuos e insultos de (Stone) relacionados con su cultura y etnicidad filipina”, afirmó la denuncia de 17 páginas.

Elemen, que fue contratada en octubre de 2006 y promocionada a niñera interna (que vivía en el hogar) dos años más tarde, fue despedida en febrero de 2011, luego de que Stone se enterara de que se le pagaron horas extras cuando viajaba con los niños y en días de vacaciones.

Stone le dijo a su niñera que no tenía derecho a pagas de horas extras y la acusó de “robarle” al aceptar este pago, le contó que esto era “ilegal” y demandó que le devolviera el dinero, según mostraron documentos presentados en el juzgado.

La demanda solicita una cantidad sin especificar por salarios no pagados, daños y perjuicios y busca un juicio con jurado.

En 2011 la actriz tuvo que pagar 232.000 dólares de compensación a un trabajador que se hirió la rodilla luego de caerse en su jardín en 2006.