Luis Manuel Aguana: Condiciones

Ya el venezolano común, el de a pie, como a veces llamamos, está claro. Aun cuando ha sido difícil la labor de informar acerca de como el CNE se ha encargado de desnaturalizar el proceso electoral venezolano, ya muchos venezolanos no confían en la equidad del árbitro electoral.

 

Esta labor fue más fácil luego del insolente ventajismo y fraude técnico en las elecciones del 7-O. Nadie se comió el cuento de que un gobierno que a duras penas lograba llenar una Plaza Bolívar en cualquier pueblo del país si no le pagaba a la gente, sacara más de 8,5 millones de votos. Pero eso ya es historia vieja.

 

La nueva historia se refiere al mismo candidato opositor pero en una situación diferente. Un país conmovido por el fallecimiento del Presidente, un candidato del gobierno tratando de heredar un carisma que definitivamente no tiene por mérito propio utilizando un escapulario ajeno, un CNE intacto y mejorado, listo para realizar elecciones porque ya sabían de antemano el anuncio de la muerte presidencial y abiertamente a favor del gobierno, no es precisamente el mejor ambiente para realizar una campaña opositora con probabilidades de éxito.

 

Pero si a eso le suman una posición difusa del candidato opositor y su Comando de Campaña de no exigirle abiertamente condiciones al CNE para una participación justa y equitativa, nada más que hablar. Vamos al matadero…otra vez.

 

¿Hay algo que nosotros desde la sociedad civil podamos hacer? Bastante.

 

Si partimos del hecho que somos nosotros quienes elegimos, no solo es el candidato quien debe exigir al árbitro condiciones para participar en el proceso. Nosotros también debemos exigírselo pero no solo al árbitro sino también a ellos, precisamente porque hay que obligar al candidato y a su Comando a que asuman la responsabilidad que les corresponde.

 

¿Y cómo sería ese proceso? La Lucha No Violenta (ver notas escritas al respecto en este blog: Apuntes para una lucha No Violenta

http://ticsddhh.blogspot.com/2013/01/apuntes-para-una-lucha-no-violenta.htmlApuntes para una lucha No Violenta – II

http://ticsddhh.blogspot.com/2013/01/apuntes-para-una-lucha-no-violenta-ii.htmlApuntes para una lucha No Violenta – III

http://ticsddhh.blogspot.com/2013/02/apuntes-para-una-lucha-no-violenta-iii.html, y Apuntes para una lucha No Violenta – IV y últimohttp://ticsddhh.blogspot.com/2013/02/apuntes-para-una-lucha-no-violenta-iv-y.html).

 

¿Cómo se manifiesta esa lucha? Ya se ha manifestado: los estudiantes en la calle intentando encadenarse al CNE, los cacerolazos de protesta masiva, marchas del silencio, las posiciones públicas de importantes voceros y formadores de opinión, las opiniones de artículos y mensajes en las redes sociales. Exigir, exigir, exigir… Gene Sharp indica 180 maneras de hacer valer la voz del ciudadano común. Nosotros debemos exigirle al candidato y al Comando “Simón Bolívar” que alcen su voz para salvaguardar nuestros derechos atropellados por el CNE de poder tener unas ELECCIONES AUTENTICAS el 14 de Abril.

 

Algunos dirán, ¿porque tendrían que hacerlo si no nos harán caso y eso “resta votos”? Porque exigir nuestros derechos ES OBLIGATORIO. Eso es como decirles a los transportistas que dejen de exigir el derecho a la vida- porque la delincuencia los está matando-  ya que trancan el tránsito de la ciudad y eso es un “fastidio” para los ciudadanos. O peor aún, es como decirles a la Jueza Afiuni y al Comisario Iván Simonovis que dejen de exigir su derecho al debido proceso, a un juicio justo y a no ser atropellados porque no se lo van a dar los delincuentes que manejan la justicia en Venezuela.

 

Pues demandar condiciones justas en elecciones es un DERECHO HUMANO que los venezolanos debemos EXIGIR. De ninguna manera es un favor al CNE. Pero eso lamentablemente ha pasado por debajo de la mesa en todas las elecciones desde el año 2004. El CNE nos ha atropellado como le ha dado la gana y todavía hay venezolanos que dicen “no pidan eso porque el gobierno nunca concederá cambiar el sistema electoral y eso nos restará votos”. ¿En qué planeta volteado patas arriba vive esa gente?

 

He recibido muchos correos indicando que debemos ir a votar sin importar eso. Pues déjenme decirles que SI IMPORTA. En las elecciones presidenciales de Perú en el año 2000, el candidato Alejandro Toledo pidió que no votasen para la segunda vuelta, aduciendo falta de credibilidad en el sistema electoral (verhttp://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_generales_de_Per%C3%BA_de_2000) dado que Fujimori estaba trampeando las elecciones. Hay que pedir condiciones para luego anunciar que no se aceptará un resultado fraudulento.

 

He indicado en diferentes foros que el problema de las condiciones aparte de ser técnico es un problema de Derechos Humanos. Pero más allá de eso, es un problema eminentemente político. Si nuestro candidato no exige antes limpieza y justicia en el proceso donde va a participar, aceptando lo que le dice este Ministerio de Elecciones llamado CNE, de poco le valdrá decir luego de derrotado que no aceptará el resultado que la trampa produzca.

 

Aquellos que hemos realizado denuncias constantes a este sistema fraudulento de colocarle votos al gobierno, hemos insistido sin éxito que nuestro candidato haga suya como principal la bandera de exigir condiciones para ir a unas elecciones. Eso de ninguna manera significa que se las vayan a dar. Eso lo que políticamente representa es que no aceptará un resultado que provenga de esa trampa si las condiciones no se dan. Si nuestro candidato en esta oportunidad no exige el Derecho que tenemos todos a unas Elecciones Auténticas, todo el esfuerzo que hagamos para recoger la mayor cantidad de votos será inútil y vacío.

 

En cambio, si nuestro candidato desde ya va combativo, exigiendo nuestro Derecho a un sufragio libre, transparente, sin coacción y Autentico, siempre tendrá la carta de decir el día antes de las elecciones que no llamará a nuestros electores opositores a convalidar, ni reconocer el resultado de esas elecciones, tal como hizo Alejandro Toledo en Perú. Pero si no lo hace, no tenemos porque dudar que hará lo mismo luego de perder con fraude el 7-O: reconocer el resultado fraudulento.

 

Esa situación nos pone en una disyuntiva a electores quienes como yo dudamos de la posición del candidato y su Comando. Si hasta el día previo a las elecciones no vemos un cambio en las posiciones políticas que se deben tener en relación a las condiciones electorales ante un régimen como este, que hará lo que sea por mantenerse, no tiene sentido, al menos para mí, convalidar con mi voto un nuevo fraude electoral. Pero si por el contrario veo a un candidato dispuesto a luchar por las condiciones y amenazar al régimen de retirarse de la contienda, vale entonces la pena de jugarse a Rosalinda por él.

 

Caracas, 15 de Marzo de 2013

 

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: [email protected]

Twitter: @laguana