Nadal jugará la final en Indian Wells

Foto: Reuters

Rafa Nadal, minutos después de alcanzar su primera final en un gran torneo tras siete meses de baja por una lesión de rodilla, dijo que la victoria frente a Tomas Berdych es “más de lo que podía soñar” y que, en vistas a la final del torneo, sólo piensa en “disfrutar” puesto que considera “un regalo” haber alcanzado este resultado.

“Esto parecía algo imposible. Era muy difícil imaginar algo así, pero aquí estamos hoy”, arrancó el español frente a los periodistas en la sala de prensa del campeonato.

“Cualquier rival mañana será difícil”, dijo el balear. “Ambos están jugando fantástico. Nole no ha perdido en todo el año y del Potro está a un gran nivel. Será muy difícil para mí en cualquier caso, pero no tengo nada que perder. Ya he hecho más de lo que esperaba, así que cualquier resultado será fantástico. Voy a disfrutar, a dar lo mejor y a tratar de ganar, pero sabiendo que estar ya en la final es un regalo”, añadió.

Nadal, con toda una lección de tenis y demostrando que su recuperación va a pasos agigantados, superó al checo Berdych por 6-4 y 7-5 en una hora y 43 minutos. Su rival saldrá del choque entre Novak Djokovic y el argentino Juan Martín del Potro.

El español, dos veces campeón en Indian Wells (2007 y 2009), alcanza así la final en el desierto californiano por cuarta vez (fue finalista en 2011), un resultado que no esperaba al comienzo del torneo tras haber permanecido siete meses fuera de las pistas por una rotura parcial del tendón rotuliano de la rodilla izquierda y el síndrome de Hoffa -una inflamación de la zona de tejido graso que se extiende por debajo del tendón rotuliano- que padece.

“Nunca se sabe qué va a pasar en el futuro, pero esto no parecía posible. Estoy muy contento por cómo han salido las cosas este último mes, especialmente las tres últimas semanas. Sin duda, es uno de mis mejores torneos en mucho tiempo. No es fácil volver tras siete meses fuera. Esto es totalmente inesperado”, manifestó.

Nadal agradeció el fuerte apoyo del público y admitió que está disfrutando sobre la pista de éste torneo de California.

“Siento el apoyo de la gente más que nunca. Es un sentimiento muy especial. Cada partido significa mucho para mí. Cada vez que estoy en pista me siento feliz”, declaró.

El mallorquín admitió que no está al 100 por cien físicamente pero que espera alcanzar su mejor estado de forma con el ritmo de competición.

“Necesito seguir jugando para conseguir esa rapidez, recuperar la visión de los puntos, la reacción en cada momento… Ahora mismo todo es nuevo para mí. Hoy estaba nervioso por cerrar el partido. Son cosas que hay que ajustar. Pero todo esto ayudar a recuperar la confianza y saber lo que debo hacer en cada momento”, indicó