Vinculan a presentadora de TV dominicana con narcos venezolanos

(Cortesía Diario Libre)

La procuraduría dominicana solicitó el viernes ante un tribunal medidas de coerción en contra de una presentadora de televisión por sus presuntos vínculos con una banda de narcotraficantes colombianos y venezolanos a la que acusa por lavar más de 70 millones de dólares en el 2012.

El procurador encargado del departamento de lavado de activos, Germán Miranda, aseguró en el expediente que “existen elementos probatorios suficientes” que vinculan a la presentadora de espectáculos Angie Agramonte con la red de narcotraficantes.

Agramonte, de 27 años, deberá comparecer en los próximos días ante el tribunal. El procurador solicitó al juzgado que imponga a la conductora de televisión una fianza de 500.000 pesos (12.500 dólares), impedimento de salida del país y presentación periódica ante la fiscalía mientras concluyen las investigaciones.

“El único pecado mío aquí ha sido haber estado en el lugar equivocado, a la hora equivocada y con la persona equivocada”, aseguró el viernes entre llantos Agramonte en una entrevista con la emisora radial Zol-101.

Agentes de la Dirección Nacional de Investigaciones (DNI) encontraron el pasado 12 de diciembre, durante una serie de allanamientos simultáneos para arrestar a una banda de narcotraficantes, más de 300.000 dólares dentro de dos maletas en el interior del vehículo de Agramonte, mientras ella se encontraba con una amiga colombiana.

Miranda había explicado que, de forma original, se determinó que el dinero era propiedad de la colombiana Ginaliz Quintero Flores, quien desde entonces permanece en prisión preventiva acusada de formar parte de una amplia banda dedicada al narcotráfico y lavado de activos.

El procurador aclaró que en el curso de las investigaciones se encontraron nuevas evidencias que llevan a presumir el involucramiento de Agramonte en el caso.

En el expediente presentado ante el tribunal la procuraduría indicó que, según pruebas de laboratorio, se determinó que en el vehículo de Agramonte había restos de cocaína.

“A mí me ha metido en esto sin yo tener nada que ver, por solamente haber sido amiga de ella”, insistió Agramonte, al asegurar que el día del allanamiento, Quintero Flores la invitó a comer a un restaurante y le pidió que más tarde la llevara al aeropuerto, por lo las maletas estaban en su automóvil.

Agramonte se ha hecho popular en los dos últimos años por su escultural cuerpo y los ceñidos y escotados atuendos que viste en el programa de variedades “Akí e la cosa”.

Otros miembros del espectáculo dominicano se han visto recientemente involucrados con el tráfico de drogas, como la ganadora del concurso de talento Latin American Idol 2009, Martha Heredia, arrestada el mes pasado cuando trataba de viajar a Estados Unidos con 1,3 kilogramos de heroína.

Al tiempo que los agentes encontraron el dineros y trazas de cocaína en el auto de Agramonte, un total de 9 colombianos y 7 venezolanos, entre ellos Quintero Flores y otras dos mujeres, fueron arrestados mediante 14 allanamientos simultáneos en diferentes partes del país.

“Se ha dado uno de los golpes más grandes del narcotráfico en los últimos años”, aseguró en ese momento el procurador general, Francisco Domínguez.

Según la Procuraría, desde 2009 la banda recibía cargamentos de cocaína en la costa de Baní, 70 kilómetros al oeste de la capital, y los transportada a diversos puertos y aeropuertos para su traslado a otros países.

Los miembros de la banda blanqueaban el dinero y lo enviaban en efectivo a Venezuelaen maletas de doble fondo que llevaban como equipaje otros venezolanos y colombianos que viajaban como turistas.

A los integrantes de la banda les fueron confiscados un millón de dólares en efectivo, varias armas de fuego, más de 20 vehículos de lujo del año 2012, propiedades valoradas en unos 10 millones de dólares y 15 kilogramos de cocaína.

La banda estaba encabezada por los colombianos Huber Oswaldo Buitrago Ruiz y Ángel María Buitrago Vacca, quienes fueron arrestados en diciembre.

República Dominicana es uno de los principales puentes del narcotráfico en el Caribe. El Departamento de Estado estadounidense estima que entre 6% y 4% de la cocaína que llega a ese país y a Europa pasa por la isla La Hispaniola, que comparten Haití y República Dominicana. AP