Yoani Sánchez: Venezuela Está entrando en un camino del que Cuba va saliendo

En el marco de la gira internacional que está realizando la bloguera cubana Yoani Sánchez, rumbo a la sede del Premio Pulitze, ofreció una entrevista al periódico El Universal en la habló sobre la situación política de Venezuela y el rol que estarían desempeñando cada uno de los candidatos.

-¿Qué ve más complicado: Cuba o Venezuela?

-Yo creo que Venezuela lo tiene peor. Están entrando en un camino del que nosotros estamos saliendo. Vamos a ver, no quiero pecar de optimista.

-¿Cómo supo de la muerte del presidente venezolano? 

-Estaba terminando una conferencia en Praga. Mi esposo me envió un mensaje de texto: en La Habana la noticia se dio en cadena a la misma vez que en Venezuela. Sentí que se estaba diciendo algo que ya se sabía. Conozco muy bien el lenguaje oficial, sé leer entre líneas, he vivido los 37 años de mi vida bajo un sistema especialista en silencio y ocultamientos. Con la evolución informativa desde diciembre, era evidente que el desenlace sería la muerte.

-¿Cree en la versión oficial del lugar y fecha del deceso? 

-Eso habría que investigarlo bien, pero todo está muy raro.

-¿Qué opinión le merece Henrique Capriles?

-La tiene bastante difícil. Es una situación complicada porque están usando la emotividad de la muerte como capital político. Lo he escuchado, me parece coherente, mesurado, lúcido, no apela a la violencia verbal, lo cual para un político latinoamericano es meritorio. Es un hombre joven, le deseo la mejor suerte del mundo.

-¿Y Nicolás Maduro?

-En un régimen personalista normalmente las figuras que orbitan alrededor se adaptan a lo que dice el líder, asienten, aplauden. Entonces hay que ver quién es Nicolás Maduro. Por el momento dice que es un continuador, pero hay que ver, si finalmente toma el poder, cómo gobernará en solitario.

-¿Entonces por qué dice que Venezuela está peor?

-Porque ahora mismo Venezuela está en un grado de polarización, de enfrentamiento social azuzado desde el poder, que a mí me recuerda mucho la Cuba de los años 60. Me da ese temor. Yo no había nacido, pero sé lo que derivó de aquello.

-¿Cuándo irá a Venezuela? 

-No tenía ninguna invitación para ir, pero si ahora ya voy a poder salir y entrar cada vez que quiera, Venezuela está ahí mismo, me puedo dar un saltico en cualquier momento.

Vea la entrevista completa de El Universal.