Zambrano pide intermediación de la iglesia en caso de los denominados presos políticos

(Foto Nota de Prensa)

Edgar Zambrano asegura que seguirá luchando por los derechos de los privados de libertad por razones políticas, a pesar de que las conversaciones con el Gobierno nacional no han sido alentadoras, reseña el Diario de Los Andes.

Una reunión con el obispo de la Diócesis de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, sostuvo el pasado jueves el diputado a la Asamblea Nacional e integrante de la comisión especial en defensa de los presos políticos, Edgar Zambrano, quien espera que el líder religioso interceda ante el Gobierno regional para que en algún momento exista voluntad política para resolver la situación.

En la sede regional del partido Acción Democrática -AD- al cual pertenece, acompañado del secretario regional de la tolda blanca, Miguel Reyes y demás miembros políticos de esta institución, el parlamentario defensor de los derechos humanos recordó que en el mes de noviembre de 2012 se activaron una serie de acciones para lograr la liberación de un grupo de prisioneros de los hechos acaecidos en abril de 2002 y el regreso a la Patria de quienes están padeciendo los rigores del exilio. A estas acciones suman la petición a factores de la iglesia para que aboguen por quienes necesitan una ayuda humanitaria.

“Ha sido una reunión muy positiva. Ya nosotros habíamos conversado en el mes de enero en ocasión de la Conferencia Episcopal, con monseñor Diego Padrón, quien es el presidente de la Conferencia Episcopal, Mario Moronta es el vicepresidente. Habíamos conversado previamente en el mes de diciembre del año pasado con monseñor Pietro Parolli, que es del Nuncio Apostólico en el país, e igualmente habíamos conversado con el cardenal monseñor Urosa Savino, entendiendo que la iglesia juega un papel fundamental, que puede integrarse de manera positiva”.

Indicó que la política del Gobierno en protección de las garantías constitucionales no es su mejor carta de presentación, pues comentó que la mayoría de quienes están en prisión por razones políticas hoy deberían tener una medida sustitutiva de libertad, de acuerdo a la norma procesal del país, porque ya cumplieron parte de su pena y les corresponden unos derechos.

Explicó que al negarse esos derechos de parte de los operadores de justicia, se está condenando doblemente a los prisioneros. “Los condenamos por los hechos que cometieron pero igualmente condenamos a sus familias, quienes están esperando que estos ciudadanos salgan de los rigores de la cárcel para ir a recomponer su estatus familiar. Al serles negados estos beneficios que por derecho les corresponde entramos en una doble condena que es ilegítima del debido proceso”.

Zambrano manifestó que en la última visita que hizo a Miraflores se dio cuenta que la distancia entre los prisioneros y el Ejecutivo la marcaba la voluntad política del Gobierno en resolver la situación.

Acciones internacionales 

El diputado Edgar Zambrano indicó que abogando por quienes están padeciendo enfermedades en el exilio y en prisión, la semana pasada viajó con otros integrantes de la comisión a Ginebra y asistieron a la Organización Internacional del Trabajo -OIT- solicitando la mediación para dos casos específicos: en beneficio del presidente de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, Carlos Ortega, quien está exiliado en la República del Perú; y en beneficio de los trabajadores petroleros a quienes no sólo les deben sus pasivos laborales, sino que han sido despedidos a través de una lista que viola su derecho al trabajo.

Después fueron a la Cruz Roja Internacional, con sede en Ginebra, a quienes les solicitaron su intermediación en beneficio de los enfermos; para finalmente asistir al Alto Comisionado de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, también solicitando su intermediación.

“Ese llamado al diálogo del Presidente de la República, es un elemento que nos permite desactivar esa confrontación y que debe ser tomado en cuenta por quienes están en estos momentos en funciones del Ejecutivo nacional. Es allí donde nosotros decimos que el Gobierno y los actores políticos que lo dirigen tienen una oportunidad de oro para honrar la memoria del Presidente de la República. Esa memoria la pueden honrar acatando el llamado a diálogo nacional que formuló el Presidente los días previos y posteriores al 7 de octubre, y produciendo las soluciones que el propio Jefe de Estado ofertó”, expresó.

Criminalización”

Edgar Zambrano afirmó que a pesar de que no pierden la esperanza de un resultado positivo, tampoco aceptan la criminalización de la política, por lo que acotó que tampoco dejarán de luchar para construir los espacios democráticos. “No vamos a caer en la tentación de caer en un punto de confrontación, de violencia, que es lo que busca el Gobierno en un proceso electoral”.