Brad Pitt estiliza su figura con una faja reductora

El famoso actor habría empezado a sentirse cada vez más inseguro por su físico a medida que se acerca a los 50, por lo que optaría por prendas moldeadoras para ocultar sus defectos más notorios.

Aunque para el gran público sigue manteniéndose como uno de los actores más atractivos del planeta, la estrella de Hollywood podría empezar a sentir los estragos de la edad en su figura y, por ello, no saldría de casa sin enfundarse antes en una de las ajustadas prendas interiores de la marca Spanx. Aunque la compañía se ha especializado tradicionalmente en confeccionar artículos destinados al público femenino, su nueva línea de productos para hombre habría causado sensación en el veterano intérprete.

“Lo bueno de estas prendas es que minimizan los defectos y realzan los mejores atributos de la persona. Brad está a punto de cumplir 50 años y los efectos de la edad ya se empiezan a notar en su silueta. Él es plenamente consciente de que su cuerpo ya no es el que era, y le preocupa perder ese atractivo que siempre le ha caracterizado con el paso de los años. La verdad es que el uso de estas prendas le está dando muy buenos resultados”, reveló a la revista In Touch una fuente cercana al intérprete.

A pesar de su temor por perder ese estatus de mito sexual que definió sus inicios en la meca del cine, lo cierto es que el encanto del artista estadounidense se mantiene intacto a la hora de cautivar al público femenino, algo que demostró al ser elegido como primer rostro masculino del perfume Chanel Nº5. No obstante, las prioridades de Brad han ido cambiando con el paso de los años y, a medida que reduce sus apariciones en la gran pantalla, el actor dedica cada vez más tiempo a su familia y a afrontar nuevas aventuras empresariales. Junto a Angelina Jolie, con quien actualmente reside en Francia, el ídolo cinematográfico acaba de poner en marcha su propio negocio vinícola, y en las primeras cinco horas de comercialización, logró vender más de 6.000 botellas de su sofisticado caldo.

“Solíamos hablar mucho sobre nuestro deseo de producir vino de calidad, y al final nos decidimos a emprender nuestra primera cosecha juntos y comercializar el resultado. Brad y Angelina son muy exigentes a la hora de buscar la excelencia antes de vender un producto, y puedo decir que nuestro vino posee un carácter especial que lo hace único”, aseguraba el bodeguero Marc Perrin, con quien la famosa pareja de Hollywood se asoció para lanzar su proyecto gastronómico.