Agencias calificadoras ven riesgos de gobernabilidad en la era post-Chávez

(Composición Fotográfica/Archivo)

Venezuela enfrenta una difícil transición a una nueva era de gobierno después de la muerte del líder izquierdista Hugo Chávez, dijeron las agencias de calificación, informa Reuters.

Fitch y Moody’s, que tienen una perspectiva negativa sobre Venezuela que indica una posible rebaja, dijeron que están interesadas en ver los resultados de una elección programada para el 14 de abril donde se elegirá a su sucesor.

Chávez designó al presidente interino, Nicolás Maduro, un ex conductor de autobús y líder sindical de 50 años, como su favorito para liderar a la nación miembro de la OPEP. Los analistas dijeron que esperarán a ver qué políticas son respaldadas antes de tomar una decisión.

“El alcance de la extrema inestabilidad política y social ha disminuido, pero ahora creo que los riesgos son más acerca de la gobernabilidad en la era post-Chávez”, dijo Shelly Shetty, directora de calificaciones soberanas de Fitch para América Latina.

“¿Cómo se hace el paso de un liderazgo de un hombre a otro donde ese hombre no sea Chávez?”, dijo Shetty en una entrevista en una reunión con el Banco Interamericano de Desarrollo en Ciudad de Panamá.

Maduro, quien tiene una fuerte ventaja en las encuestas, se enfrenta a la tarea difícil para reproducir el vigor de Chávez, que impulsó una revolución socialista de estilo propio basada en un fuerte gasto en programas para los pobres, nacionalizaciones y dura retórica contra Estados Unidos.

El funcionario regional de crédito de Moody’s Mauro Leos dijo a Reuters que es probable que Maduro trate de profundizar las políticas de Chávez.

El crecimiento económico de Venezuela se cree que disminuirá al 2 por ciento este año desde el 5,5 por ciento en el 2012 después del fuerte gasto en la campaña electoral del año pasado y una reciente devaluación de la moneda local que ha avivado el mercado negro de dólares.

“Nada está funcionando de la manera que se supone, todas las decisiones que se tomaron antes, los controles, están teniendo un impacto negativo y ahora debe entrar un nuevo presidente, que no tiene el carisma del anterior”, dijo Leos.

“Para Chávez, habría sido difícil, para Maduro, para cualquier persona de hecho, va a ser realmente un gran desafío”, agregó.

Incluso una sorpresiva victoria del líder de la oposición, Henrique Capriles, quien ha dicho que copiaría el modelo económico de la “izquierda moderna” de Brasil, tendría una escasa repercusión al alza en las calificaciones debido a la dificultad en deshacer las políticas de Chávez.

Las autoridades que asisten a reuniones del Banco Interamericano de Desarrollo en Panamá hicieron caso omiso al riesgo de contagio regional si Venezuela implosiona o adopta políticas aún más radicales, señalando que tiene pocos vínculos comerciales profundos con grandes economías.

Standard and Poor’s, que tiene una perspectiva crediticia estable sobre Venezuela, dijo que probablemente sería una transición nerviosa, pero que hay cierto potencial al alza.

“No es como si tuviste un buen asesor económico antes. Por lo menos, se abre la pregunta para el cambio”, dijo el analista senior de calificaciones soberanas Roberto Sifon Arévalo.
Reuters/Reporte de Krista Hughes y Michael O’Boyle. Editado en español por Carlos Aliaga