Damián Prat: ¿Hay ‘plan patria’ o lo contrario de lo que pregonan?

¿“Plan patria” destruyendo la industria nacional
para entregarse a transnacionales y potencias extranjeras?

Hacen justo lo contrario de lo que pregonan. Hablan de que ellos son “la patria”. Peor aún, pretenden atribuirse esa condición, excluyendo de la venezolanidad a la mitad del pueblo venezolano. Se auto decretan autores de “la segunda independencia” aunque los hechos dicen justo lo contrario. Al parecer, para la jerarquía roja, groseramente enriquecida, basta con hacer un discurso sobre “la patria” y ya. El mito sustituye a la realidad. Respondan estas preguntas antes de volver a hablar del “plan de la patria”.

- ¿La patria? Y el gobierno le entrega la gran mina Las Cristinas, sexta más grande del mundo, con 30 millones de onzas en reservas a la transnacional China Citic Group mientras a los mineros e indígenas venezolanos se les persigue, hostiga y excluye. ¿Dónde quedó la coba de la “nacionalización” del oro? ¿Era solo un truco para golpear a los mineros venezolanos?

- ¿La patria? Y como si hubiésemos retrocedido 100 años a los tiempos de Gómez, se le entrega a una transnacional de una potencia extranjera el control de elaborar el mapa minero de Venezuela, desplazando a geólogos e ingenieros venezolanos así como a instituciones del Estado venezolano. Una potencia extranjera que no oculta su interés en hacer negocios con esas riquezas mineras que sólo ellos van a tener auditadas. ¿Y la soberanía nacional? ¡Qué fraude!

- ¿La patria? Y el año pasado Venezuela tuvo que importar desde China 520 mil toneladas de productos de acero, los que antes se producían en Sidor. Además con tanta destrucción de la producción nacional siderúrgica, le regalamos a Techint el mercado colombiano de acero que era nuestro mejor cliente.

- ¿La patria? Y ya tenemos 5 años seguidos importando bauxita, materia prima que tenemos en sobreabundancia y que antes producíamos a ritmo de casi 6 millones de ton/año pero que por el abandono de equipos e instalaciones ahora no llegamos ni a 2 millones ton/año.

- ¿La patria? y han firmado tres contratos indignos que ofenden el nacionalismo por medio de los cuales la transnacional Glencore se lleva con descuento más de 200 mil toneladas/año de alúmina, un producto primario con muy poco valor agregado en pago de una colosal deuda que ni siquiera sirvió para recuperar la productividad de Bauxilum. ¿Anti capitalismo internacional? ¡Bah! Puro bla bla.

- ¿La patria? y entre Alcasa y Venalum, destruidas por “la revolución” perdieron el 70% de su capacidad de producción. Ahora importamos aluminio en lugar de autoabastecernos y ser exportadores como éramos. ¿Nacionalismo que destruye la industria estatal nacional?

- ¿La patria? y el gobierno se arrodilla y firma un contrato con transnacionales de China para Alcasa (Chalieco) y otro para Ferrominera (Wisco) que nos obligan a comprar a esas transnacionales las piezas, equipos y repuestos liquidando a las empresas venezolanas que siempre las produjeron. ¿Soberanía es destruir la industria nacional y menospreciar al trabajador venezolano para favorecer la industria y el empleo de potencias extranjeras? Pregonan una cosa y hacen lo contrario.

- ¿La patria? Y en el norte de Anzoátegui se acumulan espantosas montañas de coque petrolero contaminante mientras Carbonorca con una simple inversión de 300 millones de dólares podría transformar buena parte de ese material en coque metalúrgico sustituyendo el que hoy se importa e incluso convirtiéndonos en exportadores para traer mas divisas a la nación. ¿Eso es ser “patriotas”? Son caraduras.

- ¿La patria? Y ahora dependemos del “imperio” para tener gasolina porque las refinerías de la Costa del Golfo nos venden más de 100 mil bd/día cuando antes éramos exportadores de combustible al mercado norteamericano. ¿Entregada la soberanía al “imperio” es ser “patriotas antiimperialistas o lo contrario? Encima, el gobierno acaba de firma un convenio por el cual la transnacional Chevron auxilia a Pdvsa con 2 mil millones de dólares para ver si arranca uno de los proyectos de la Faja que supuestamente había sido “nacionalizada”.

- ¿La patria? Y en 14 años, en Guayana no se ha creado ni un solo proyecto industrial nuevo, transformador de hierro, acero o aluminio para darle más valor agregado a las materias primas y productos primarios. Ni uno solo a pesar de tanto dinero. ¿Se puede ser “patriota defensor de la soberanía nacional” sin avanzar ni un milímetro en industrializar para crear más riqueza? ¿O acaso ser “patriota” es tan solo hacer alardes en discursos pero ejecutar lo contrario?

- ¿La patria? Y este gobierno no le ha pagado a 15 mil trabajadores venezolanos y sus familias el valor de sus acciones en Sidor (20%) mientras que a la transnacional Techint sí le pagó completico y oportuno más de 2 mil millones de dólares. ¿Por qué esta “revolución” discrimina y desprecia a los trabajadores venezolanos? ¿Socialistas? ¿Patriotas?

- ¿La patria? Y ahora el canal de navegación del Orinoco se le entregó a una transnacional de China que lo maneja con enormes ganancias trayendo el personal y los barcos, mientras los trabajadores venezolanos de Incanal no tienen ni una draga para operar y llevan 12 años sin contrato colectivo.

- ¿La patria? Y se le entregó a otra transnacional de China la exclusividad de la compra de piezas, repuestos, maquinarias y equipos de Ferrominera a pesar de tener para esa función a CVG Internacional que la ha cumplido por décadas. Y se le ha entregado a dos grandes contratistas capitalistas la producción de mineral en Cerro Bolívar, San Isidro y Altamira desplazando a los trabajadores venezolanos ferromineros quienes desde la nacionalización de 1975 lo hacían muy bien

- ¿La patria? Y ahora hay que importar enormes cantidades de leche, caraotas, carne, pollo, café, arroz, porque la confiscación y ruina de fincas productivas destrozó la producción agraria nacional y nos puso a depender de las importaciones hasta para comer. Los que se benefician son “el imperio” y los grandes empresarios y hacendados de Brasil, Colombia, Nicaragua. Dominicana, Uruguay, Ecuador, Argentina que hacen “su agosto” produciendo y vendiendo a Venezuela.

El verdadero “plan de la patria” es el cambio hacia una Venezuela de progreso y progresista. Una Venezuela donde el norte sea atraer inversiones para desarrollar la industria nacional. Para transformar dentro del país la mayor cantidad posible de nuestras materias primas dándole valor agregado, creando empleo de calidad y estable para el desarrollo social de millones de familias trabajadoras. Para recuperar los derechos laborales perdidos. Desarrollar los programas sociales para ayudar a los más desfavorecidos dependiendo menos de las limosnas del gobierno y que los pobres dejen de serlo para transformarse en trabajadores productivos con independencia, contratos colectivos, ingresos estables.

El verdadero “plan de la patria” es con dirigentes de empuje y con coraje como Henrique Capriles comprometidos con la soberanía nacional de verdad, no la del “bla bla” y los mitos. El camino no es el de un Nicolás que no tiene criterios ni liderazgo propios sino que se esconde detrás del recuerdo de Chávez para “ganar indulgencias con escapulario ajeno”.

TIP 1: Hoy a las 9:00 am reanudamos “Público & Confidencial TV” en Globovisión, dentro del Radar de los Barrios. Se presentará el programa #1 dedicado a Sidor. Y de inmediato el programa #2 sobre la cruda realidad de la minería. El programa #3 será el viernes próximo 9:00 am. Gracias por ayudarnos a difundirlo. Son útiles las redes sociales como twitter o Facebook, así como los correos-e, los mensajes de texto y el “boca-oreja”.

TIP 2: Hoy a las 10:30 am y hasta las 12:00 m sigue “Público & Confidencial radio” por la 103.1FM en Radio Fe y Alegría junto a Clavel Rangel, José Prat y Oscar Murillo. De lunes a viernes. En Internet por www.radiofeyalegrianoticias.net Buscando el enlace de “señal en vivo”.

TIP 3: Viene más de Público & Confidencial. Esta semana les revelamos las nuevas iniciativas para darle más voz a Guayana, al pueblo, a los trabajadores, a los empresarios productivos. Para romper la censura de los medios del gobierno que silencian las luchas populares, sindicales y sociales.

[email protected]

@damianprat