Sicarios matan a malandros y huyen en motos

Foto: google.com

A los hermanos Wilfredo Ramón (50), alias el “Gocho”, y Yorvis Ramón Montiel Martínez (26) los acribillaron ayer, a las 3.00 de la mañana, cuando tomaban licor en el frente de su residencia ubicada en el barrio Virgen del Carmen, población de Encontrados, en el municipio Catatumbo.

Los sicarios bajaron de una moto, de la cual se desconocen más características, sacaron sus pistolas 9 milímetros, les dispararon a los Martínez y huyeron.

Los hermanos se desangraron en el sitio. Ninguno de sus parientes tuvo tiempo de socorrerlos. El cuerpo de Yorvis presentaba 26 orificios entre el pecho, los brazos y la cabeza, mientras que Wilfredo tenía al menos 15 heridas de balas en el abdomen. Se presume que su muerte fue instantánea y que los homicidas los remataron en el piso. Ambos cadáveres presentaban quemaduras de caños en el cuerpo.

Mientras la Policía custodiaba los cuerpos de los hermanos Montiel a escasos metros ocurrió otro sicariato en el sector. Se investiga si las muertes están relacionadas.

Los cadáveres fueron llevados a la morgue del Hospital General Santa Bárbara por efectivos de la Policía científica subdelegación San Carlos de Zulia.

Unos azotes
La Policía informó que los hermanos estaban bajo régimen de presentación por los delitos de robo, hurto y consumo de drogas. También habrían tenido problemas con un vehículo en la población de La Fría, estado Táchira. El caso se maneja como un ajuste de cuentas.

Los vecinos sospechan que a los Montiel los mató un presunto “grupo exterminio” que opera en la zona. Aunque también involucran al homicidio a unos presuntos paracos que operan entre las poblaciones de El Guayabo y Encontrados y que, según ellos, estarían realizando una “limpieza” en la zona.

Unos curiosos comentaron que los occisos tenían mala reputación en la comunidad y que eran hombres a quienes había que tenerles miedo. Otros aseguraron que eran los distribuidores de droga del sector y los mataron sus rivales.