Acciones que ellos desean que hagan ellas en la cama

Una de las cosas que más pueden odiar las mujeres de sus parejas es que ellos, en los momentos de intimidad, sean poco halagadores, que no expresen sus sentimientos y que parezca que sólo tienen en mente el tener placer, sin ningún tipo de detalle o señal de amor.

Este sentir no es exclusivo para las de sexo femenino, pues contrario a lo que pudiéramos pensar, los hombres, además de querer saciar la parte física, necesitan también de esos estímulos emocionales que les hacen sentirse satisfechos al cien por ciento y por qué no decirlo, también sumamente amados.

Con datos de thefrisky.com, pretensiosas.com y nocturnar.com, aquí en De10.mx te proporcionamos las 10 cosas que los hombres les gusta que sus mujeres hagan en esos momentos de intimidad.

1. Que les digan qué hacer. Está bien que ellos tengan iniciativa, pero también les agrada que las mujeres les digan el camino a seguir. Por ejemplo, hay quienes son muy bruscos y quizá, las chicas por timidez o temor, no les dicen nada. Los hombres necesitan saber si a ellas les gusta o no cómo hacen las cosas, si se sienten cómodas o si quieren cambiar algo. Así que mujeres, es bueno también tener iniciativa e imponer de vez en cuando lo que más nos plazca.

2. Que tengan vello púbico. Eso de que las mujeres opten hoy en día por la depilación brasileña digamos que no les encanta del todo a los hombres. Ellos encuentran que aquellas que optan por quitarse todo el vello de esa área del cuerpo son mujeres plástica, cero naturales que en ocasiones, no les incitan.

3. Decir una mala palabra de vez en cuando. Ellos dicen sentir mucho placer cuando las mujeres expresan lo que están sintiendo en esos momentos con alguna que otra grosería o palabra obscena, pues demuestran ese lado “sucio” que complementa a la perfección esos instantes de sensualidad pura.

4. Tragar. No hace falta explicar mucho este punto, es lo que ellos esperan que tú hagas sin recelo, luego de una placentera sesión de sexo oral. Eso hace que se sientan más que satisfecho y sobretodo, que son aceptados al cien por ciento.

5. Dar una buena sesión de masaje. Luego de haber alcanzado el máximo clímax, no hay nada mejor para los del género masculino que ellas les realicen un delicado y suave masaje en hombros y espalda. Puedes echar mano de aceites para darle mayor realce a este momento que en realidad es romántico y hasta tierno y seguro que caerán rendidos a tus pies y podrás pedirles en ese momento lo que quieras.

6. Que se masturben frente a ellos. Los hombres esperan que sus mujeres dejen a un lado cualquier prejuicio que tengan del sexo a la hora de estar con ellos. Algo que les agrada infinitamente es que las chicas se toquen y exploren las partes más íntimas de su cuerpo. Si los invitas a que ellos sean quienes lo hagan por ti, ambos alcanzarán un alto grado de excitación.

7. Tener mente abierta. Hay ocasiones que el sexo se vuelve algo monótono. A los hombres les gusta experimentar cosas nuevas para romper con esa rutina dañina, pero hay chicas que de inmediato dicen ¡no! a todas las propuestas que hasta pueden parecerles pervertidas.

El sexo lleno de dulzura y romanticismo les suele ser poco atractivo. Nada cuesta probar esa idea aunque sea una vez. A lo mejor, el resultado es más grato de lo que te imaginabas.

8. Esforzarse no les cuesta nada. A los hombres les gustaría que en ocasiones, las mujeres abandonen su zona de confort y sean ellas quienes lleven la batuta de todo, incluso que intenten ciertas posiciones sexuales en las que las mujeres estén obligadas a hacer más cosas que ellos. Fungir de espectado por momentos les resulta interesante.

9. Que sin tapujos muestren su cuerpo. Cuántas chicas prefieren apagar la luz por miedo a que su pareja note esos gorditos de más o esas estrías y celulitis que resultan tan desagradables. La verdad es que en ese momento, los hombres en lo que menos se fijan son en esos detalles. Les gusta ver los movimientos de tu cuerpo, así como tus gestos. Una luz tenue en el cuarto creará un escenario sugerente y óptimo para la ocasión.

10. Seducirlos. No se trata sólo de salir al encuentro de su amado con tacones altos y lencería provocativa. Claro que ambas ayudan, pero lo más importante es que tengan una actitud sexy y erótica que insinúen lo que desean que ellos hagan. Con esto, los hombres quedan amansados y dispuestos a complacerte al máximo.

Fotos y texto cortesía de De10.mx