La AIE asegura que Pdvsa está envejecida y sin dinero

Refineria Cardon en el Estado Falcón (foto archivo)

El último informe mensual de la Agencia Internacional de Energía (AIE) asegura que los chinos no están satisfechos de los volúmenes de crudos que  entrega Venezuela,  y Beijing rechazó dos veces,  solicitudes para ampliar la deuda.

Además de la queja del ejecutivo ruso de Lukoil, también las empresas indias  ONGC, India Oil Ltd y Oil India Ltd , están preocupadas por sus inversiones en Venezuela,  y John Watson, de Chevron dijo que esperan hace tiempo que un nuevo gobierno sea más amigable con la inversión extranjera privada. Así lo reseña José Suárez Núñez en su portal petrofinanzas

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) en su último informe mensual del sector, señaló los retos petroleros a los que se enfrenta Venezuela tras la muerte del presidente Hugo Chávez, como  inversiones en infraestructuras y donde la producción de crudo ha caído en 700.000 barriles diarios en los últimos 14 años.
Chávez “ha dejado un legado con presiones económicas al alza, una situación financiera bajo presión para la compañía estatal Petróleos de Venezuela, la infraestructura de hidrocarburos envejecida , desesperada necesidad de inversiones, y parte de la futura producción de crudo está  hipotecada a los líderes chinos”, indicó la AIE en su informe mensual sobre el sector.

Según ese organismo que depende de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico),  -los 30 países desarrollados del planeta- Venezuela necesita en el “mediano plazo” hacer frente a los “enormes retos” que se avecinan para PDVSA, que tiene una “infraestructura en decadencia” y falta de inversiones lo cual  ha mantenido a “los socios extranjeros esperando de lado a que se produzca una seria reorganización” del sector.

La AIE es consciente de que el ganador de las elecciones presidenciales del próximo 14 de abril tendrá una tarea complicada, en términos de “estabilidad social”, e  interrumpir la política de Chávez de utilizar los fondos de la compañía nacional de petróleo para acometer “ambiciosos programas sociales”. Al menos a mediano plazo.

Recuerda esa agencia que el resultado de 14 años de “chavismo” en el área de los hidrocarburos se traduce en una caída de la producción de 700.000 barriles diarios, de los 3,2 millones de 1998 a los 2,5 millones de media de 2012.

La producción petrolífera venezolana alcanzó un pico de 3,7 millones de barriles diarios en 1970 que nunca ha recuperado, llegando ahora a convertirse en un “importador neto de gasolina”.

El desarrollo de la explotación de la cuenca del Orinoco, por ejemplo, no cumple los plazos esperados por la falta de inversión y solo aporta “unos cuantos miles” de barriles al día frente a los 1,24 millones proyectados para 2017.

“No está claro si el nuevo presidente será capaz de mantener la calma en una economía cada vez más fatigada y compleja, con dificultades para satisfacer sus pagos de deuda”, dice la AIE.

“China le ha aportado a Venezuela financiación relativamente barata con respecto a los mercado de deuda, con préstamos que totalizan unos 30.000 millones de dólares. A cambio, Venezuela está obligada a enviar unos 600.000 barriles diarios de crudo a China”, resume el informe.

Sin embargo, las “errática adherencia de Venezuela a los contratos se ha convertido en una preocupación mayor para Pekín”, que difícilmente se comprometerá con otro trato similar para financiar la deuda de Venezuela a cambio de petróleo, como demuestran los dos últimos rechazos chinos para ampliar ese tipo de acuerdos en noviembre de 2012 y en febrero de 2013, añade.

“Los analistas dicen que es solo una cuestión de tiempo que la precaria situación financiera del país se mantenga, antes de que estalle otra crisis”, que se nutriría también de la inseguridad, la hiperinflación, la salida de capitales o la escasez de bienes, concluye la AIE.

Dentro de esa situación, el vicepresidente de la empresa privada rusa Lukoil, fue regañado por el ministro Rafael Ramírez, porque dijo que se necesitaba estabilidad en los contratos y una buena situación para la inversión. Probablemente no regresará al país.

La estatal china ONGC y las privadas India Oil Corporatión y Oil India Ltd, declararon en sus países que están preocupadas por sus inversiones en Venezuela, a raíz de la muerte del presidente Chávez.  Amanth Kumar, director de Finanzas, a nombre de varias empresas indias, le ha pedido a sus representantes en Venezuela, que observen  cuidadosamente la situación, para tomar las medidas adecuadas, en particular para la salida de divisas y las preocupaciones económicas.

John Watson, director ejecutivo de Chevron, declaró a los reporteros que concurrieron a la conferencia anual de la compañía sobre las inversiones anuales, la semana pasada, que desde hace mucho tiempo esperan  que un nuevo gobierno sea más amigable con la inversión extranjera privada.

Chevron está interesada en aumentar la producción en Venezuela y tiene vinculación en unos seis proyectos en el país, los cuales aspira ampliar.