Shakira y Piqué se enfrentan a una prueba de fuego: separación momentánea

(foto archivo)

¿El amor lo puede todo o la distancia es el olvido? He ahí la cuestión. A esta difícil pregunta tendrán que contestar Shakira y Gerard Piqué. Después de su interminable luna de miel, la pareja se enfrenta a una prueba de fuego: la separación.


Tú a Barcelona y yo a Los Ángeles. El trabajo manda.
Recordemos que la cantante colombiana ocupa ya uno de los tronos en la versión norteamericana del reality La Voz, donde ejerce de coach(con bastante carácter, por cierto).A ocho mil kilómetros le espera su amado. El futbolista azulgrana tiene que cumplir con sus responsabilidades profesionales y más ahora, en plena fase de semifinales. Dicen quienes les conocen que este es el gol más difícil para Piqué, sobre todo ahora que acaban de ser papis. El deportista se perderá darle el biberón y cambiarle el pañal, pero nada de preocupaciones, Milán estará en las mejores manos. El peque ya está instalado en la ciudad de las estrellas con su madre y su abuela, quien se encargará de cuidarle mientras la intérprete de Rabiosa ande en plató.

Además, no hay nada que Whatsapp, Twitter o Skype no puedan remediar. Seguro que seremos testigos de declaraciones de amor y fotos entrañables que harán las delicias de sus seguidores. Y cuando la morriña ataque, pues avión al canto y diez horas de vuelo para el cuerpo. En apenas tres meses, todo volverá a la normalidad y los lovebirds regresarán a su nidito de amor en Barcelona.

Llega la hora de la verdad para Shaki y Piqué. ¿Ganarán la batalla a la distancia?

Con información de Yahoo