Robert Alvarado: ¿Qué editorial? ¿Cuál ofensa?

“El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que produzcan los errores…” Simón Bolívar

Pocas veces me ha gustado escribir sobre alguien quien ha escrito, pero esta es sin duda una situación especial ya que he visto con profundo estupor como toda la comunidad oficialista, aduladora del sistema podrido que durante estos catorce años han construido y que les ha permitido realizar los más diversos delitos por acción u omisión de los cuales ustedes y yo mi queridos electores nunca tendríamos ni idea cuales y cuantos han sido; por esto lo adulan y lo defienden incluso a costa de su propia salud y vida; tienen una campaña mediática de descalificación e insultos que claro está, eso para ellos es pan de su cada día, en contra del Diario El Nacional y su presidente Editor Dr. Miguel Henrique Otero. Pues quiero hoy día hacer un profundo análisis del Editorial  del día 19 de Marzo del 2013, titulado Doña Mentira lo dividiré por párrafos a objeto que sea más compresible la lectura y comprensión del mismo:

PRIMER PARRAFO: ¨La señora Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral, ha montado en cólera porque la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, ha declarado que Venezuela “merece unas elecciones abiertas, justas y transparentes”. Pues ardió Troya, y en medio de lo más parecido a un ataque de histerismo mediático, misia Lucena se ha lanzado a insultar y denostar contra moros y cristianos, como si la petición fuera un insulto contra ella y no una esperanza sensata que buena parte de los electores venezolanos comparte plenamente.¨  En este párrafo el editor solo hace mención a las declaraciones que emitió una alta funcionara del gobierno Estadounidense en el cual esta critica las acciones de nuestro CNE en todos los procesos electorales pasados lo que no ha sido un secreto a voces de la ineficiencia de este órgano rector, ósea cuál es el irrespeto? Aquí solo se hace mención a la postura de la Dra.  Lucena, con respecto a estas declaraciones en las cuales sin ningún basamento real solo monto en cólera contra todo aquel que osara pensar distinto a lo que ella decía, por eso no entiendo en que parte de este se ofende o se vilipendia a esta Dra. Por Dios hasta cuándo vamos a seguir permitiendo que estos oficialistas sigan amedrentando a los que disentimos de su pensamiento troglodita y sucialista en el que solo se aprovechan económicamente ellos y en los que violan nuestros derechos y leyes…

SEGUNDO PARRAFO: ¨Pero dentro del Gobierno (no olvidemos que el CNE es un apéndice del Ejecutivo) seguramente alguien (¿Maduro, Diosdado, Jaua?) se ha sentido tocado y dolido y le ha sugerido que salga como una Juana de Arco del trópico a defender la maravilla que es ese mamotreto que hasta el más chavista de los venezolanos (si estuvieran en la oposición) habrían demolido con los tupamaros y La Piedrita a la cabeza.¨  Bueno este contenido es casi irrisible porque se emite solo una posición distinta, por Dios solo pensamiento diferente al de ellos posturas contrarias que en el ejercicio de una verdadera democracia y de un real estado de derecho, constituirá las posiciones más normales de que la prensa sea de opinión contraria a las del Gobierno, sobre todo si este es un Gobierno que se ha enquistado violentando la Constitución y burlándose de los más mínimos derechos de un pueblo que le es distinto a su pensamiento político.

TERCER PARRAFO: ¨Si algún CNE ha recibido la mayor cantidad de acusaciones de fraude es este que preside doña Lucena. Para los venezolanos que creen en el voto popular para lograr un cambio, el CNE se ha convertido en un obstáculo permanente porque cada vez que se convoca a elecciones inventa una nueva trácala. Se la sacan del bolsillo por artes propias de un mago de feria, y así van de engaño en engaño. Desde luego no es una sola persona la cabeza de todo el entramado electoral, sino más bien un equipo escogido y armado desde el poder para, en cualquier recodo del camino, emboscar al votante ¿Ah bueno pero en este contenido solo se refleja más de lo mismo, una crítica, una postura, distinta  a la del Gobierno, hasta cuando nos vamos a convertir nosotros  los venezolanos en una sociedad de cómplices? ¿Hasta cuándo vamos a permitirnos ser encubridores por omisión de los desagravios que las instituciones que nos pertenecen a todos en la cabeza de un jefe sumiso al gobierno, nos cometen a diario? Vamos ya todos, los medios y el pueblo a llamar las cosas por su nombre, que si nos roban pues si ¡son ladrones! que si violan la Constitución y las Leyes, son ¡un Gobierno defacto!, porque ellos se asustan cuando hay una luz en el túnel y un medio de comunicación empieza a llamar ¡las cosas por su nombre! todos sabemos usted, los chavistas y yo que este CNE  se ha dedicado en estos catorce años solo a favorecer al Gobierno y a joder al elector cambiando su voluntad, irrespetando un REP sin depurar y más…

CUARTO PARRAFO: ¨Doña Lucena, ¿a usted no le parece que luego de tantos años de ser una persona equilibrada y sensata, antes de llegar al CNE, convertirse en cómplice de alguna maniobra que oscurezca las próximas elecciones presidenciales es la peor manera de terminar su carrera en el aparato burocrático? La prensa ha sido con usted lo suficientemente discreta y honesta para no hablar de sus condiciones de salud y de asistir a su restablecimiento con respeto y respaldo pleno.¨ Es este párrafo quizás el que ha causado más escozor  a todos, cosa que bueno no deja de sorprenderme porque realmente mi capacidad de asombro la perdí en los últimos catorce años de vida en este mi país, aquí solo se refleja que el Editor le hace un llamado de reflexión a la Dra. Lucena, que repito en una verdadera Democracia cuando los altos funcionarios se enferman con enfermedades terminales y que requieren tratamientos especiales, ellos mismos o en su defecto su oficina de prensa hacen un llamado a la misma y anuncian de la manera más parsimonica esa enfermedad y de inmediato manifiestan su intención de retirarse de la vida pública de su condición de servidor público para someterse a la cura y tratamiento de su salud¡, ellos no ponen en riesgo su vida aferrándose a un cargo burocrático y una cuota de poder… yo hubiese sido más directo, porque ya basta repito que ¡no sigamos llamando a las cosas por su nombre¡, la Dra. Lucena al habérsele diagnosticado su estado de salud, su Cáncer, debió de la manera más sensata anunciarlo públicamente y separarse de su cargo para que no solo la ciencia sino Dios nuestro creador que todo lo puede le permita encontrar la cura a sus males, ella debió decirle a todos los venezolanos que la incluyéramos en nuestras oraciones, nosotros somos un pueblo noble que lo haríamos sin ninguna mezquindad a pesar de las diferencias que tuviéramos con ella, pero no ella prefirió guardar silencio y aferrarse a un cargo que le permitía estar cerca del poder donde la ambición del mismo fue el motor para mover su decisión de quedarse pese a su enfermedad, y poniendo en peligro su vida. A nosotros los venezolanos nos ha llegado la hora de mostrar y decir las cosas por su nombre de hablar de grandes y duras verdades, ya basta de ser cómplices de la mentira porque es muy cierto que existe  el poder supremo de Dios,  entonces ¡por favor no vengas tu!

QUINTO PARRAFO: ¨Ahora se nos acusa (no sabemos si usted o Maduro) de una campaña para destruir la imagen del Consejo Nacional Electoral, como si tuviéramos esa capacidad destructora que sólo la guarda y exhibe el Gobierno enquistado en el CNE. Usted sabe quiénes son sus compañeras de trabajo, conoce sus currículos, sabe que pertenecieron al PSUV y que además desempeñaron altos cargos en la Cantv. Lo sabemos los periodistas que no somos tontos y su persona también porque usted, mi doña, tiene otros defectos, menos el de ser tonta o despistada.¨ Más de lo mismo dicho en párrafos anteriores, una visión distinta del gobierno sobre un ente comicial que todos sabemos que esta súper viciado, que comete delitos, que sus rectoras son militantes del partido de gobierno de la manera más descarada, que es súper parcial con un gobierno maniobrero que siempre se las ingenia para tener mejores condiciones que los opositores, por favor que se dice aquí que sea ofensivo o que no se haya dicho antes, ¿ah que se es directo a la Dra Lucena?, es quizás lo único innovador de esta opinión del Editor. Del resto solo se dice la más absoluta verdad que todos sabemos, y la posición de los oficialistas es porque no les gusta oírlas, porque les produce escozor el saber que todos sabemos lo que ellos saben…

SEXTO PARRAFO: ¨Así como se enfureció con las declaraciones de la funcionaria estadounidense, Roberta Jacobson, le haría un gran bien a Venezuela criticando el traslado de Maduro como votante de Carabobo a Caracas. Enfurézcase, pierda los estribos y denuncie que lo de Maduro es un acto ilegal y que vulnera su ética y no digamos su moral pública. Que Dios la perdone, doña Lucena, porque ya sabemos su destino.¨ Sin duda alguna este párrafo es un mensaje in directo a la Dra., y que no le quede ninguna duda a nadie de esto; en el mismo se vio reflejado la posición del Editor al cinismo y caradurismo, de esta funcionaria nuestra y a la que usted y yo le pagamos su sueldo,  quien debía ser nuestra servidora y no del gobierno, al observar como no admite criticas externas o de quien sea pero no asume detracciones frente a las órdenes que le emana el alto gobierno, como puede ser posible tanta desvergüenza de esta ciudadana, cuando comete delitos electorales al permitir sin ir muy lejos a los cambios de centros de votación del presidente (e) Maduro y antes permitió los cambios de Maduro; El Aisammi, Aristobulo, Rodriguez Chacin, Vielma Mora y otros, solo por complacer sus apetencias electorales y cumplir las órdenes del comandante en jefe, por Dios es que uno se queda perplejo ante tanto impudor. Esto solo lo podemos dejar en manos del poder supremo de nuestro Dios, esa es la justicia en la que creemos, y en la que tenemos fe, y el que se sienta merecedor y temeroso de ella que se arrepienta y pida perdón porque: Dios no se cansa de perdonar… Benedicto VXI

Cualquiera información o sugerencia por mis direcciones electrónicas [email protected]  [email protected]  [email protected]  o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y asimismo pueden leer esta columna y otras cosas más por la señal en vivo de RCTV INTERNACIONAL en mí página Web: www.robertveraz.galeon.com  ahora mi columna se traduce en Inglés http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html  y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter ¡Hasta la próxima semana, Dios los bendiga!