Carta de Nitu Pérez Osuna a Roque Valero

Carta a Roque Valero
Por: Nitu Pérez Osuna

En esta ciudad cada vez menos “bendita” donde el desorden, las trancas y embotellamientos son el pan nuestro de cada día,  paso las horas de tráfico alternado programas de radio con un par de CD  de tu autoría.  Así que tu música y letras son parte de mi cotidianidad.

Tal vez por eso, porque te siento cercano a través de tu arte, es que decidí escribirte con relación al reciente pronunciamiento que  junto a otros compañeros del espectáculo realizarás  a favor del sector oficialista y, que sin duda alguna, tienes derecho hacer.

Claro está  que en este mundo globalizado y de la inmediatez, las redes sociales se dispararon. Compatriotas demócratas  mostraron su asombro por el apoyo ofrecido  a la “continuidad” de un gobierno que cierra medios de comunicación,  que demanda penal y administrativamente a comunicadores que difieren  de las actuaciones gubernamentales, que prohibe la presentación de artistas  en los hoteles de Venetur que son propiedad del Estado del que formamos parte todos, solo porque estas figuras del espectáculo no andan rodilla en tierra, gritando loas por  la revolución.  Roque, por tan violatoria  y excluyente medida que no ha sido la primera, ustedes  no han dicho siquiera  esta  boca es mía.

Lo que si has afirmado es que tienes muchos años de carrera, “soy un creador y me encanta serlo. Mi trabajo no va dirigido a ningún color o tendencia política. Mi trabajo es para todo un país, no para un solo sector. Y mis opiniones políticas como ciudadano, igual que a ustedes, me pertenecen”

De acuerdo Roque, pero Norkys tampoco trabaja para la complacencia de ningún color político. Ella, como tu, exhibe sus destrezas artísticas para todos los colores, credos, tendencias e ideologías y sus opiniones,  le pertenecen.

Ahora bien, ya que te encuentras tan cerca de quienes se muestran intolerantes ante el pensamiento diverso, plural y multicolor,  y siendo tu lo contrario, conversa con los jerarcas del gobierno, particularmente con el ministro Fleming, a ver si recapacitan.

Explícales  que cada quien puede tener como ciudadano sus propias opiniones, pero que Venezuela es de todos, que nos arropa el mismo tricolor, que vibramos juntos con nuestro himno nacional, que nos entusiasmamos con la Vinotinto   y que tu como Norkys y el resto de los artistas tienen el mismo derecho a trabajar y a presentar sus conciertos y espectáculos en cualquier lugar del territorio nacional.

Nuestra historia, mi querido canta-autor, no debe seguir siendo  ”de venganzas y mentiras,  estrategias  y de falsas reconquistas. Ella empieza, se termina y continua. Esta es una tonta historia que va, que regresa, que sueña y promete, ser un poco diferente”.

¿Recuerdas esa letra? Siempre la tengo presente, por eso, aunque he aplaudido tus actuaciones…  es tu música la que te ha convertido en uno de mis canta- autores preferido.

Que sigas deleitándonos con tu voz y tus sonidos…
Recibe el cariño de quien te admira.

[email protected]