Crecimos engañados: 10 mitos completamente falsos

Primero creímos que la Tierra era plana, hasta que comprobaron lo contrario y deseamos creerlo; después, creíamos que era precisamente nuestro planeta el centro de nuestro Sistema Solar, hasta que nos dimos cuenta que ese lugar era del Sol. Estos acontecimientos son tan sólo dos ejemplos de lo que hemos creído durante años y que finalmente resulta que estábamos equivocados.

Esto sucede en cualquier rama de la ciencia, pues los humanos no conocemos aún todas las respuestas paras las preguntas que nos atacan y hay cuestionamientos que ni siquiera nos hemos atrevido a pensar.

Mitos hay muchos, pero entre tantos estos se han demostrado científicamente que son falsos. Con información de marcianos.com.mx, terra.cl y cienciagora.com.co te presentamos una interesante lista.

Las vacunas pueden causar gripe y autismo. Se cree que las vacunas que son precisamente contra el resfriado producen esta enfermedad, pero en realidad la vacuna contiene virus muertos por lo que no pueden “resucitar” para provocar la gripe. Se cree lo mismo del autismo porque muchos padres aseguran que la enfermedad llegó luego de que sus hijos padecieron de paperas, sarampión o rubiola, por lo que inmediatamente se crea la relación, sin embargo, se ha probado con estudios que no existe tal, al menos no en cuanto a las vacunas.

Leer en lugares con poca luz arruina la vista. ¿De dónde llegó este mito? Son precisamente los expertos en el tema, quienes aseguran que es poco probable que ocurra algún daño a los ojos si leemos en lugares con poca luz, aunque no descartan que esta actividad pudiera provocar estrabismo, mayor parpadeo y problemas para enfocar.

Los suplementos te hacen más saludable. No todo es como parece y aunque creas que ingerir suplementos es una mejor manera de alimentar a tu cuerpo con vitaminas, es probable que resulte todo lo contrario, porque recientes estudios han encontrado que consumirlas de esta manera puede resultar peligroso, ya que pueden causar predisposición a enfermedades fuertes como el mismo cáncer. Será mejor consultar al médico antes de tomar cualquier decisión respecto a lo que ingerimos.

El frío hace que nos enfermemos. Llega invierno y todos creemos que nos vamos a contagiar de gripe, pero no es verdad, pues desde 1968 se descubrió que la temperatura del ambiente no nos hace más susceptibles a los virus, es decir, no importa bajo qué temperatura nos encontremos, si inhalamos los gérmenes nos enfermaremos. Ahora, el tiempo frío lo relacionan más con la manera en que interactuamos y que permite la transmisión mucho más fácil de esos gérmenes.

Sólo hacemos uso del 10 por ciento de nuestra capacidad cerebral. Probablemente se utiliza como una forma de alentarnos a esforzarnos más, pero la realidad es que las imágenes de nuestro cuerpo, desde hace mucho tiempo, nos muestran que ninguna zona de nuestro cerebro está quieta o totalmente inactiva.

Si te tragas la goma de mascar, ésta durará en tu organismo por años. Hay muchos elementos de la goma de mascar que no son digeribles, pero al igual no lo son varios productos que incluimos en nuestra dieta diaria, como la misma fibra, pero eso no significa que éstos permanecerán en nuestro organismo o “pegado en las tripas” por años; y es que nuestro organismo está preparado para hacer pasar y mover lo que no puede absorber, así que la goma de mascar pasará de la tráquea a la taza del baño.

El azúcar convierte a los niños en máquinas que no paran. Aunque usted no lo crea y por más que le quiera echar la culpa a la ingesta de azúcar, un estudio publicado en el Journal of Abnormal Child Psychology, asevera que la indisciplina de los niños no tiene ninguna relación con la azúcar que consumen. ¿Difícil de creer?

Hay que beber ocho vasos de agua al día. Al parecer, este rumor inició en 1945, pues el Consejo de Nutrición de los Estados Unidos recomendó precisamente que debía consumir lo equivalente a ochos vasos de líquido al día, pero se nos olvida que ahí se cuentan las frutas, vegetales y hasta refrescos que consumismos, porque también son o tienen líquido. Así que has bien las cuentas de cuánta agua bebes al día, porque los especialistas nos recuerdan que tomar agua en exceso puede ocasionar problemas que incluso nos lleven a la muerte.

Hay que esperar por lo menos media hora después de comer para poder nadar. De acuerdo con terra.cl y un especialista, no hay motivo para esperar, ya que los calambres nos pueden dar en cualquier momento, no sólo después de comer. Aunque eso sí, tal vez nadar después de comer resulte bastante incómodo.

Rasurarse hace que el vello crezca más rápido, más grueso y más duro. Muchas mujeres han vivido bajo este supuesto durante años, es por eso que prefieren utilizar ceras para depilarse, pero resulta que lo que creían no es cierto. Después de que se hicieran estudios al respecto, se descubrió que lo que da la impresión de que los vellos nuevos crezcan de dicha manera, es que siempre vemos la punta de éstos, la cual es más gruesa, pero como no dejamos crecer un poco más el vello, nos vamos con la impresión de que éste simplemente es más grueso.