Nelson Mandela reacciona positivamente tras operación

AFP PHOTO / POOL – Siphiwe Sibeko

El expresidente sudafricano Nelson Mandela, que pronto cumplirá 95 años y se encuentra de nuevo hospitalizado desde el miércoles por la noche por una infección pulmonar, “reacciona positivamente al tratamiento”, indicó este jueves a última hora de la tarde la presidencia del país en su página web.

“Los doctores nos informaron de que el expresidente Nelson Mandela reacciona positivamente al tratamiento al que es sometido después de una recaída de su infección pulmonar. Continúa en tratamiento y en observación en el hospital”, según el comunicado.

En Washington el presidente estadounidense Barack Obama se declaró el jueves “profundamente preocupado” por la salud de Mandela.

“Estamos muy preocupados. (…) Todos reconocemos que lo dio todo por su pueblo, por la gente de Sudáfrica, la gente del continente que ha terminado siendo inspiración para todos nosotros”, dijo Obama.

La presidencia sudafricana había informado en un comunicado difundido a primeras horas de la mañana del jueves que “el expresidente Nelson Mandela fue hospitalizado poco antes de medianoche por una recaída de su infección pulmonar”.

Mandela estaba consciente cuando llegó al hospital, aseguró por la mañana a la AFP el portavoz de la presidencia, Mac Maharaj.

Ninguna otra información de naturaleza médica ni relacionada con la posible duración de su ingreso en el hospital fue proporcionada.

“El país no debe entrar en pánico. Madiba va bien (…)”, dijo el presidente Jacob Zuma. “Hay que tener presente que Madiba ya no es desde hace tiempo un hombre joven. Si va a hacerse un control hoy o mañana creo que la gente no debe entrar en pánico (…). Sigue siendo Madiba con la edad que tiene”, añadió.

Interrogado sobre si había llegado el momento de prepararse para lo inevitable, la muerte de Mandela, Zuma estimó que “sí (…) es la edad misma que lo sugiere”.

Héroe nacional sudafricano, icono de la lucha contra el apartheid y contra el racismo en todo el mundo, Nelson Mandela no ha aparecido en público desde hace casi tres años.

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, le deseó una recuperación rápida.

“Pedimos al pueblo sudafricano y al mundo entero que rece por nuestro querido Madiba [el nombre del clan de Mandela, ndlr] y por su familia [...] Tenemos total confianza en el equipo médico y sabemos que harán todo lo posible para que recupere la salud”, dijo el jefe de Estado.

La presidencia sudafricana, que no indicó dónde está hospitalizado el expresidente, pidió a los medios de comunicación de todo el mundo que “respeten la intimidad” del premio Nobel de la Paz “para dejar que los médicos hagan su trabajo”.

El partido gobernante, el Congreso Nacional Africano (ANC), pidió también a Sudáfrica y al mundo entero que recen por Mandela. La principal formación de la oposición, la Alianza Democrática (DA), también se sumó a los deseos de rápida recuperación.

Icono de la lucha contra el racismo

A principios de marzo, el expresidente sudafricano fue hospitalizado durante 24 horas y la presidencia dijo entonces que se trataba de una visita de rutina.

Su última hospitalización larga, que duró 18 días, se remonta a diciembre de 2012, también como consecuencia de su infección pulmonar recurrente.

Mandela, que vive retirado en Qunu, su pueblo de la infancia, fue trasladado a Pretoria a principios de diciembre con motivo de su anterior hospitalización. A su salida del hospital, su entorno prefirió instalarlo en su casa de Johannesburgo, a unos 60 km de Pretoria y cerca de los centros médicos más modernos del país.

Nelson Mandela, presidente entre 1994 y 1999, pasó 27 años de su vida en la cárcel por haber luchado contra el régimen del apartheid de segregación racial en Sudáfrica.

Liberado en 1990, Mandela se convirtió cuatro años después en el primer presidente negro de su país, después de haber ganado en 1993 el premio Nobel de la paz – junto al último presidente del apartheid Frederick de Klerk- por haber dirigido con éxito las negociaciones que instauraron la democracia.

Desde hace algunos años, Mandela ha desaparecido del ámbito público y no hace ningún comentario sobre la política de su país.

Sin embargo, el pasado 10 de febrero recibió la visita del presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, que dijo haberlo visto “en buen estado y relajado”, mirando la televisión.

Unos días después, su amigo George Bizos, un abogado muy conocido, lo visitó y se mostró menos entusiasta.

“Desgraciadamente, a veces se olvida de que alguien ha fallecido y su rostro expresa incomprensión cuando le dices que Walter Sisulu [activista sudafricano contra el apartheid] u otra persona ya no forman parte de este mundo”, explicó.

Nelson Mandela ha sufrido varios problemas de salud, relacionados a menudo con sus 27 años de prisión y de trabajos forzados en las canteras de piedra caliza de la isla de Robben Island (suroeste).