Familia de banquero judío pide devolución de Picasso robado por nazis

Los herederos de un banquero judío cuya colección de arte fue robada por los nazis pidieron a la justicia estadounidense la devolución de una pintura de Pablo Picasso, actualmente expuesta en Múnich, en Baviera, sur de Alemania, informaron este viernes los abogados de la familia.

Los familiares del banquero y coleccionista de arte Paul von Mendelssohn-Bartholdy solicitaron a la corte del distrito sur de Nueva York la devolución de la pintura “Madame Soler”, perteneciente al Período azul del artista y que hoy está valorada en “100 millones de dólares”, dijo a la AFP el representante de la familia, John Byrne.

Mendelssohn-Bartholdy, banquero y coleccionista perteneciente a una familia judío-alemana descendiente del compositor Félix Mendelssohn, había dejado la obra en custodia a un mercader de arte, Justin Thannhauser, en 1934.

El banquero, cuyo patrimonio se había reducido drásticamente por las leyes nazis contra los judíos, se había visto obligado a vender 16 pinturas, entre ellas “Madame Soler”, para obtener dinero en efectivo.

No está claro si la obra fue comprada por Thannhauser o si simplemente éste recibió el encargo de guardarla, pero el abogado afirma que la entrega fue “forzada” por el régimen nazi.

En 1964, la tela fue comprada por Halldor Soehner a Thannhauser, a un precio de 1,6 millones de marcos de entonces, en Nueva York.

Soehner, director de patrimonio público de Baviera (BSPC) y antiguo nazi, no hizo ninguna pregunta sobre el origen de la pintura, según la demanda.

El abogado dijo haber intentado contactar con el BSPC sin obtener respuesta a los pedidos de restitución.

“Madame Soler”, que data de 1903, está expuesta en el Museo de Arte Moderno de Múnich.

Otras obras del banquero, muerto en 1935 de un ataque al corazón, han sido objeto en los últimos años de acuerdos amigables con relación a otras pinturas de Picasso, incluyendo entre las partes al Museo de Arte Moderno (MoMa) de Nueva York.