Enfermera se encadena en el servicio de psiquiatría del Hospital de Barquisimeto

Foto: El Impulso

El miércoles 27 de marzo una enfermera se encadenó frente al servicio de psiquiatría de pacientes agudos del Hospital Universitario Luis Gómez López, lo cual causó conmoción entre los presentes. Así lo reseñó el diario El Impulso.

Alecia Nass, directora de la institución, explicó que la enfermera no aceptó un cambio de departamento, decidido entre sus superiores y representantes del Colegio de Enfermería, debido a un incidente que tuvo días pasados con una compañera de trabajo.

“Hubo una fuerte discusión entre dos enfermeras de servicio de psiquiatría de agudos. No estaba presente en ese momento, pero me informaron que incluso se fueron a las manos. Por eso se tomó la decisión de cambiar a ambas de departamento, de manera que no existiese preferencia por una ni por la otra”, explicó Nass.

En ese caso, una de ellas fue trasladada hasta el servicio de cardiología, en donde laborará de ahora en adelante.

Supuesto maltrato

Cuando la otra enfermera recibió la notificación del cambio no quiso aceptar el aviso, y empezó a sentir malestar físico, por lo cual se dirigió al servicio de cardiología, donde le tomaron la tensión y frecuencia cardíaca, ambos valores estaban alterados.

“Contra opinión médica quiso retirarse, sin esperar ni querer recibir tratamiento. Luego denunció que no fue atendida, cuando existen testigos de que se fue, a pesar de lo que dijeron los médicos”, precisó Nass.

Prefirió retirarse a una institución privada, donde fue atendida y se le expidió un reposo médico.

Al reintegrarse para trabajar en el servicio de psiquiatría, le entregaron la segunda notificación del cambio para el servicio de medicina interna y fue cuando prefirió encadenarse en la puerta de este departamento.

“No podemos enviarla a pediatría porque existe un antecedente de violencia, tampoco a cirugía por el nivel de estrés en el cual se labora allí y su predisposición a tener crisis hipertensivas”, aclaró.

Aunque la enfermera también acusa a los directivos de maltrato, hasta ahora no ha habido testigos de tal acción.

De forma extraoficial se conoció que la persona tiene unos 10 años laborando en el servicio de psiquiatría y le restan pocos años para su jubilación.