Hallan cadáver en zona de Tíbet donde quedaron sepultados 83 mineros

(Foto Archivo)

Los servicios de socorro hallaron un primer cadáver este sábado, 36 horas después de que un deslizamiento sepultara a 83 mineros bajo dos millones de metros cúbicos de tierra en una zona de extracción de cobre del Tíbet, indicaron medios de comunicación oficiales chinos.

La agencia China Nueva indicó que “se halló el primer cuerpo”, en el distrito de Maizhokunggar, al este de Lhasa, la capital tibetana

Por su parte, un rescatista afirmó, según la agencia, que las posibilidades de encontrar supervivientes eran “escasas”.

Anteriormente, las autoridades chinas habían indicado que no se había hallado ningún sobreviviente, 28 horas después de que los 83 mineros quedaran sepultados por un enorme alud, pese a los importantes medios de búsqueda empleados.

La avalancha de tierra se produjo a las 6H00 de viernes (22H00 GMT) y los rescatistas temían que pudiera haber otros aludes.

Cientos de rescatistas se esforzaban en un terreno difícil, a gran altitud, tratando de encontrar supervivientes en medio de los aproximadamente dos millones de metros cúbicos de tierra que cubrieron el campamento minero.

El nuevo presidente chino, Xi Jinping, y el nuevo primer ministro, Li Keqiang, habían pedido hacer “los máximos esfuerzos” para salvar a las víctimas, según China Nueva.

Las regiones montañosas del Tíbet son propensas a las avalanchas de tierra, que se pueden agravarse por la actividad minera.

El deslizamiento de tierra afectó a una zona de tres kilómetros de largo, según China Nueva que citó al gobierno local. La agencia indicó que más de 1.000 operarios trabajaban en el lugar, situado a 4.600 metros de altura, para rescatar a los mineros.

La televisión pública CCTV había citado a un miembro de la policía en el lugar indicando que la “situación parece seria, el área colapsada es de tres o cuatro kilómetros cuadrados”.

Por otra parte, también el viernes, una explosión de gas grisú había matado a 28 personas en una mina de carbón del noreste de China, anunciaron, este sábado las autoridades, citadas por China Nueva.

Las minas chinas son conocidas por estar entre las más letales del mundo por una reglamentación poco estricta, la corrupción y el mal funcionamiento. Los responsables de las minas a menudo descuidan la seguridad en pos de ganancias rápidas.

En 2011, 1.973 mineros chinos murieron en accidentes en minas de carbón, un 19% menos que el año anterior, según las últimas estadísticas oficiales.

Los defensores de los derechos laborales argumentan sin embargo que las cifras reales son mucho más elevadas, ya las empresas mineras compran el silencio de las familias de las víctimas para evitar costosas multas y cierres. AFP