Primer ministro chino “China debe eliminar políticas y regulaciones inadecuadas”

Li Keqiang, primer ministro de China (foto Xinhua)

El primer ministro de China, Li Keqiang, pidió el viernes más coraje y sabiduría para impulsar la transformación y la modernización de la economía nacional, con el objetivo de lograr un crecimiento más sostenible a largo plazo.

Li hizo este llamado durante una conferencia sobre el trabajo económico celebrada en la municipalidad oriental china de Shanghai tras realizar una gira de inspección por la región del delta del río Yangtze.

El premier dijo que durante la gira pudo comprobar que el clima económico en la región es generalmente estable, pero señaló que pese a los factores positivos, todavía existen riesgos potenciales debido al complicado entorno interno y externo.

Al tiempo que mantiene un crecimiento económico estable, China debe buscar intereses a largo plazo para intensificar sus esfuerzos por promover una “versión renovada” de la economía, indicó Li tras escuchar los informes de funcionarios gubernamentales de Shanghai y de las provincias de Jiangsu, Zhejiang y Anhui.

El gobierno chino ha establecido un objetivo anual de crecimiento para 2013 de 7,5 por ciento, y busca duplicar para el año 2020 el producto interno bruto (PIB) per cápita y el ingreso personal promedio a niveles de 2010.

“Si no tomamos la iniciativa en la renovación, será difícil lograr un crecimiento estable y aún más difícil mantenerlo”, dijo Li.

Para impulsar ese modelo, Li subrayó la importancia de fomentar la demanda interna, dado que sirve de una base importante para el desarrollo sostenible en el constantemente cambiante panorama económico.

Ante la creciente competencia, la sobrecapacidad industrial y el aumento en los costos de materiales, China debe incrementar el apoyo a las empresas para acelerar la reestructuración y elevar las contribuciones que hace la innovación.

En opinión del premier chino, durante el proceso de reestructuración, se debe hacer esfuerzos para generar oportunidades de empleo en el sector de servicios y adoptar medidas para impulsar el crecimiento verde con el fin de garantizar que la gente tenga aire y agua limpios y alimentos seguros.

Además del papel de las políticas macroeconómicas, China debe depender de las reformas para estimular el vigor y la creación dentro de la sociedad, expresó.

China debe eliminar políticas y regulaciones inadecuadas que han puesto grilletes al crecimiento económico, además de reducir los costos de operación para empresas y así permitirles competir en un mercado más justo, indicó Li.

“Lo más importante es que debemos acelerar la transformación de las funciones del gobierno, dar a las fuerzas del mercado un mayor papel y reducir las cargas de las empresas para cambiar la interferencia del gobierno por un mayor vigor en el mercado”, añadió Li.

El más reciente énfasis en las reformas orientadas al mercado se dan mientras Li califica la transformación de las funciones del gobierno como la primera tarea del nuevo Consejo de Estado, el gabinete de China.

Transformar las funciones del gobierno será un “gran remedio” para promover la inversión no gubernamental y el empleo, así como para mejorar la competitividad de las empresas e impulsar la vitalidad económica y social, señaló el primer ministro en una reunión anterior.

Li declaró este viernes que espera que la región del delta del río Yangtze, a la vanguardia en la reforma y la apertura de China, pueda encabezar las reformas y establecer un ejemplo para el resto del país.

 

Vía Xinhua