Serena hace historia y prolonga el maleficio de Sharapova

Foto: EFE

La estadounidense Serena Williams hizo historia en el torneo de Miami al convertirse en la primera jugadora que logra seis títulos, tras imponerse en la final a la rusa Maria Sharapova (4-6, 6-3 y 6-0), que prolongó su maleficio en esta competición, con cinco finales perdidas.

De la misma manera que el torneo, Serena Williams parece inalcanzable para la tenista siberiana, que salió derrotada por duodécima vez en los catorce enfrentamientos que lleva disputados contra la norteamericana. Los doce últimos.

Sharapova fue de más a menos. Se hundió progresivamente hasta terminar abatida, resignada a la superioridad de su rival.

Empezó Sharapova con soltura, omitiendo los duelos previos. Con la pretensión de rememorar los choques de 2004, el año en que logró sus dos únicas victorias ante Serena Williams.

Sin embargo, la fuerza no le dio para más allá de la primera manga, que logró ganar. Después, fue incapaz de frenar la reacción de la estadounidense, que poco a poco hizo suyo el partido y que acabó como una apisonadora, con un rotundo 6-0 y después de dos horas y ocho minutos.

La número uno del mundo une Miami a Brisbane como sus logros en la temporada de 2013, en la que también alcanzó la final en Doha.

Su triunfo ante Sharapova supone un nuevo hito en la historia de la competición. Es su sexto éxito en Miami, que une a los de 2002, 2003, 2004, 2007 y 2008, y que deja atrás la igualdad que mantenía con la alemana Steffi Graff, vencedora en cinco ocasiones.