Marta Colomina: La frustrada “transfiguración” de Nicolás

Nicolás: te lo decía el ponderado y perseguido Hendir Falcón, jefe del Comando de Capriles: “ni el más furibundo chavista puede negar el caos en que estamos los venezolanos”. En estos 100 días de tu fraudulento gobierno tienes el país paralizado, desabastecido, con el bolívar devaluado dos veces por ti; inflación escandalosa que no permite a los pobres comprar la canasta alimentaria y con la producción agrícola e industrial destruida mientras tus lugartenientes siguen“rescatando” fincas y fábricas que pronto convierten en peladeros. Hasta la veterana Protinal-Proagro que durante décadas ha alimentado a los pollos y vacunos que antes nutrían los anaqueles de nuestros mercados, te puso esta semana un SOS diciendo que tendrán que sacrificar a millones de pollitos porque ya no tienen insumos para producir el pienso que alimenta al sector agropecuario nacional (pollos y ganado), a causa de no haber recibido ni un dólar para la importación de los insumos necesarios para su producción. Por si acusas al Imperio de tu propia ignorancia, Protinal agrupa a más de 5 mil 500 productores avícolas en 14 estados del país y genera más de 60 mil empleos indirectos.

Nicolás, estás preso con una herencia terrible. Reconoces que sin Chávez no eres nada: “para ser nosotros mismos -dices- tenemos que nombrar, vivir y tener a Chávez, cada segundo de la vida que estamos viviendo hoy, mañana y siempre: Chávez, Chávez, Chávez”. Pero Chávez está muerto Nicolás, por mucho que, con fines políticos, hayas mantenido insepulto su cadáver. Esa muerte pronto será asumida por el pueblo que lo amó, al sufrir el caos que tú aceleras. Tus intentos por “divinizarte” con él y tu campaña necrofílica (Ramos Allup’dixit) tiene efectos limitados, porque los venezolanos cada día comprobamos que tú no eres Chávez. El presidente fallecido, a pesar de su amor por Cuba y los Castro, nunca habría entonado el himno cubano en cadena, como hiciste tú en gesto público de sumisión al país del que hemos devenido en colonia. Y lo cantaste de memoria, así será el grado de subyugación que sientes por el Castrocomunismo.

Esa forzada (y frustrada) transfiguración con Chávez, te aprisiona Nicolás, porque, al que le debes todo, no puedes culparlo del desastre, por ejemplo, del sistema eléctrico nacional, que estos días está entrando en crisis tan galopante que, en el Zulia de 40° a la sombra, en plena campaña electoral, Arias Cárdenas decreta un atroz racionamiento del servicio. ¿Cómo reconocer que mientras en Venezuela no se hacían las inversiones necesarias en el sector, en 2012 el Bandes regaló casi $100 millones para “la construcción de una central hidroeléctrica en Cuba y para la expansión de la red eléctrica en Gambia? Por eso inventas que “llegaron expertos de afuera para sabotear el servicio eléctrico” (EU 26-03-13) ¿Cómo justificas que con las reservas petroleras más grandes del mundo, “las autoridades -es decir, tú- en plena Semana Santa, hayan disminuido el cupo de gasolina a los sufridos tachirenses, de 42 a 32 litros, mientras que Nicaragua no le paga a Venezuela $2.100 millones por acuerdo petrolero y a los Castro les regalan más de 100 mil barriles por día, con los que “embolsillan” $ millones? Como te la pasas en cadenas y te movilizas en helicópteros oficiales para hacer “tu” campaña (sin que Tibi se inmute), no te habrás enterado de lo intransitable que está el país y de cuántos trenes delanteros se han reventado por las abandonadas vías nacionales (por ejemplo: “está intransitable el tramo de la Troncal 5 en Barinas” (EU 26-03-13).

Los medios a los que persigues (no te hemos escuchado cuestionar las amenazas de muerte que estamos recibiendo los periodistas críticos de tu gestión) nos informan que las finanzas públicas no se han recuperado del enorme gasto electoral de 2012 y que la deuda se cuadruplicó. Es tal el desbarajuste, que entre este año y 2014. Venezuela tendrá que amortizar deuda por $13.400 millones. (EU 09-03-13).

Tendrás que inventar muchos cuentos para justificar las restricciones con los medicamentos, incluido el nuevo récipe médico, que aumentará la falsificación de medicinas en la frontera. O con el crimen de tu “socialismo” con la salud pública y la caída de la construcción oficial de un 48% en lo que va de 2013 (edificios de la Misión Vivienda se fracturan y se tornan invivibles); o que se han disparado los homicidios y han sido asesinados 19 policías solo en Caracas, mientras se multiplicó por 5 la compra de armas de guerra.

Con tu frustrada “transfiguración” estás preso Nicolás, porque así cuentes con la inmoral ayuda de las 4 rojas del CNE, que vuelan a prohibir un mensaje revelador de tus mentiras, el mundo se da cuenta de que lo tuyo no es democracia, sino fraude e impostura. 

[email protected]