Tiendas comerciales de Barquisimeto perciben pérdidas

(Foto El Impulso)

Los centros comerciales de la ciudad lucieron ayer bastante solitarios. Si bien abrieron sus puertas después del mediodía como es lo regular, se apreció poca afluencia de personas.

Los días de asueto por la Semana Santa explican que disminuyeran las visitas.

Tiendas de los diversos ramos comerciales ubicadas en los centros comerciales aunque también abrieron señalaron que las ventas han bajado considerablemente en los últimos días.

La gente ya no tiene el mismo poder adquisitivo, la devaluación, la incertidumbre económica y política que atraviesa el país son dos factores que afectan drásticamente al sector comercial.

El desplome en las ventas y la pérdida de actividad han repercutido sobre seis de cada diez empresarios autónomos, constituyendo la causa principal del deterioro de su negocio; le siguen el escenario de la morosidad tanto pública como privada y la falta de acceso al crédito en las entidades financieras.

Para la presidenta de la Cámara Inmobiliaria del estado Lara, Shoimey Lau, cerrar un negocio jamás representa una ganancia.

Países desarrollados en Europa y América del norte, consideran los días patrios o festivos como oportunidades para incrementar las ventas ofertando productos para que los consumidores los adquieran a menor precio, dijo Lau.

Los propietarios de tiendas en los centros comerciales ven con asombro cómo tienen que bajar sus santamarías porque la devaluación y los prolongados cierres merman las ganancias drásticamente.

La presidenta de la Cámara Inmobiliaria, colocó como ejemplo una tienda que genere un ingreso por concepto de ventas de 150 mil bolívares mensuales pero que por los continuos cierres el ingreso neto es de la mitad. Esto a quien perjudica es a los empleados y a los dueños de estos establecimientos.

Más información en El Impulso.