Más de 70.000 personas llevan el Santo Sudario en sus teléfonos (Fotos)

Desde que el pasado Viernes Santo se publicara la aplicación “Sábana Santa 2.0″, que explica de forma interactiva las diferentes partes de la reliquia de Turín, son ya más de 70.000 los dispositivos que la han descargado según dijo hoy a Efe Riccardo Porcellana, jefe de prensa del Museo de la Síndone.

(foto EFE)

La Sábana Santa, prueba indiscutible de la pasión de Cristo para unos y objeto de culto discutido y falseado para otros, cuenta ahora con una aplicación (app) mediante la que se puede seguir los puntos clave de su composición además de leer partes del evangelio que coinciden con la sombra humana estampada en este sudario con el que, según la tradición, fue envuelto Cristo al descender de la cruz.

(foto archivo)

La aplicación, según los desarrolladores, permite explorar detalladamente el Lienzo Sagrado gracias a un escáner de la reliquia en alta definición que muestra detalles prácticamente inapreciables a simple vista.

La Sábana Santa se encuentra en el Museo de la Síndone en la ciudad septentrional de Turín y sólo es mostrada al pública cada 25 años.

(foto EFE)

Esta imagen en alta definición fue obtenida en 2008 por la empresa Haltadefinizione gracias a una tecnología utilizada en el ámbito artístico en obras de artistas tan universales como Botticelli o Leonardo Da Vinci.

Se trata de un procedimiento de digitalización que ha reunido 1649 tomas fotográficas individuales en una imagen única de 12 mil millones de píxeles, memorizada en un archivo de 72 Gigabites.

Además, la aplicación contiene fichas de profundización relativas a los detalles de la Síndone, a las consecutivas investigaciones científicas y a los hechos históricos en los que ha visto involucrada.

(foto EFE)

La Sábana Santa, definida por el papa Juan Pablo II como “el espejo del Evangelio”, cuenta ahora con una aplicación para llegar así a las manos de miles de personas, para constituir, según Riccardo Porcellana “un nuevo instrumento de evangelización” en el marco de este Año de la Fe de la Iglesia Católica. EFE