Oficialistas y oposición se acusan de buscar apoyo de los militares para el 14A

(Foto Efe)

La oposición venezolana denunció este miércoles que el oficialismo utiliza al ejército para movilizar a sus electores en las presidenciales del 14 de abril, mientras los chavistas acusan a sus adversarios de buscar el apoyo de miembros de la entidad castrense para desconocer los resultados electorales, reseña Afp.

El diputado opositor Alfonso Marquina presentó ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) una lista de militares activos que “de manera coordinada con dirigentes políticos del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) hacen actividades de movilización para el día de las elecciones”.

Además, introdujo un documento oficial de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), en el que presuntamente se tacha a la oposición política de “enemigo”.

“Se demuestra cómo en las redes de comunicación oficial de la FANB, que deben estar el día 14 al servicio del CNE, están involucrados todos los altos funcionarios del gobierno nacional, que también forman parte del comando” de campaña oficialista, dijo el diputado, que pidió una “respuesta oportuna” al máxima órgano electoral.

El líder opositor Henrique Capriles se medirá el 14 de abril al candidato chavista y presidente encargado, Nicolás Maduro, en unas elecciones convocadas tras la muerte el 5 de marzo de Hugo Chávez debido a un cáncer.

Maduro, favorito en las encuestas, pidió por su parte el martes estar “alerta” porque la oposición estaría buscando el apoyo de militares para desconocer los resultados.

“Les dije a los jefes militares de las regiones (…) que estén pendientes, porque están buscando militares que traicionen al pueblo y traicionen la memoria del comandante Chávez y se presten a negarse a reconocer la victoria del pueblo”, dijo en un mitin en Barinas (oeste).

Chávez también denunció en numerosas ocasiones supuestos planes de la derecha venezolana -como identificaba a la oposición- para desestabilizar el país y antes de la campaña para las presidenciales de octubre de 2012 anunció la creación de un comando “antigolpe” para desbaratarlos.

El propio Chávez protagonizó un fallido golpe de Estado en 1992 -siete años antes de llegar a la presidencia de Venezuela- y sufrió en 2002 uno que lo apartó del poder unas horas.

A partir de entonces, consagró grandes esfuerzos a asegurar la lealtad de la FANB, a la que calificaba de “chavista”.

Afp