Wall Street sube un mínimo 0,05 % en la apertura

Wall Street abrió hoy con una moderada tendencia bajista y el Dow Jones de Industriales descendía el 0,15 % después de que los datos sobre creación de empleo en el sector privado de EE.UU. no fueran lo suficientemente convincentes como para dar continuidad a los máximos históricos conquistados la víspera.

Ese índice, que había registrado avances marginales en los primeros minutos de las contrataciones, restaba media hora después del inicio de la sesión 22,07 puntos para colocarse en las 14.639,94 unidades.

(foto archivo)

Mientras, el selectivo S&P 500 perdía el 0,24 % (-3,71 puntos) hasta las 1.566,54 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq descendía el 0,05 % (1,65 puntos) hasta los 3.253,21 enteros.

Los inversores neoyorquinos decidían tomarse un respiro y recoger beneficios un día después de que tanto el Dow Jones de Industriales como el S&P 500 alcanzaran nuevos récords históricos de cierre gracias a unos datos mejores de lo previsto sobre el sector manufacturero estadounidense.

En los números rojos de esta jornada influía además que el sector privado estadounidense creara 158.000 empleos durante el mes de marzo, muy por debajo de los 200.000 que esperaban los expertos y lo que rebaja las expectativas sobre los datos oficiales de empleo que divulgará este viernes el Gobierno de EE.UU..

Dos tercios de los componentes del Dow Jones se colocaban a esta hora en terreno negativo, liderados por los bancos Bank of America (-1,65 %) y JPMorgan Chase (-1,35 %), el conglomerado General Electric (-1,29 %) y la cadena Home Depot (-1,24 %).

El lado contrario de la tabla lo encabezaba la farmacéutica Merck (1,34 %), seguida por la aeronáutica Boeing (0,98 %).

Entre las tecnológicas que no forman parte del Dow Jones destacaban los ascensos de Facebook (2,12 %) y Apple (0,9 %), mientras que bajaban BlackBerry (-1,42 %), Amazon (-0,73 %) y Google (-0,41 %), entre otras.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a 96,65 dólares por barril, el oro descendía a 1.573,6 dólares la onza, el dólar retrocedía frente al euro (que se cambiaba a 1,2856 dólares), y la deuda estadounidense a diez años caía al 1,83 %. EFE