Xavi dedicó su gol en París a un niño con leucemia

(foto archivo)

La dedicatoria de Xavi Hernández tras su gol el martes en el empate 2-2 del Barcelona en el campo del París Saint-Germain, con un gesto tocándose la cabeza, fue para un niño de 10 años enfermo con leucemia, explicó este miércoles el Barça en su página web.

Cumplió así una promesa que había hecho al pequeño Miquel, al que había conocido a través de un programa de radio.

Después del gol de Xavi, Blaise Matuidi marcó (90+4) el tanto del empate definitivo para el París Saint-Germain en el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

La historia de la celebración de Xavi comenzó hace unas semanas, coincidiendo con el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer.

El periodista Jordi Basté emitió un reportaje de radio sobre los niños que padecen este enfermedad. Trató la historia de Miquel, que desde los 3 lucha por superar la leucemia, que comentó que una de sus ilusiones era conocer a Xavi.

El internacional español escuchó la historia del pequeño y un día se acercó hasta el hospital para entregarle una camiseta del Barça firmada.

En esa visita Xavi le hizo dos promesas. La primera era llevarle a un entrenamiento del Barcelona cuando se recupere y la segunda dedicarle un gol tocándose la cabeza.

Después de no marcar en la eliminatoria contra el Milan (de octavos de final), Xavi dedicó el segundo gol azulgrana en París al pequeño Miquel.

Curiosamente fue el primer gol de penal del centrocampista con el Barça desde que debutara en el primer equipo en 1998. AFP