Chelsea colocó contra las cuerdas al Rubin de Rondón


El Chelsea inglés se acercó a las semifinales de la Europa League con una victoria 3-1 en casa ante el Rubin Kazan de Salomón Rondón (ingresó en la segunda mitad), este jueves en la ida de cuartos de final, donde brilló especialmente su delantero español Fernando Torres, con dos de los tantos.

Torres abrió el marcador en el minuto 10 y en el 32 su compañero nigeriano Victor Moses aumentó la distancia, aunque el Rubin acortó provisionalmente antes del descanso, con un penal transformado por el israelí Bibras Natcho (41). En la segunda parte, Torres puso el 3-1 definitivo, de cabeza en el 70.

El delantero madrileño se ganó así los aplausos de Stamford Bridge en una nueva temporada irregular para él.

En la Europa League ya había aportado su efectividad en la vuelta de octavos de final, con un gol en el triunfo 3-1 sobre el Steaua de Bucarest, con el que los Blues remontaron la derrota 1-0 que traían de Rumanía.

En el partido de este jueves jugó además con una llamativa máscara de color negro, con la que protege su nariz tras la fractura que sufrió en el partido ante el Steaua.

El Chelsea, que ganó la Liga de Campeones la pasada temporada, fue eliminado en la máxima competición continental en la fase de grupos y pasó a ser repescado para jugar la Europa League desde la ronda de dieciseisavos.

Tras sufrir para eliminar a Sparta de Praga y Steaua de Bucarest, el equipo londinense dio un paso importante hacia las semifinales.

Cuartos en la Premier League, lejos de la pelea por el título durante toda la temporada, el Chelsea confía en esta Europa League y en la Copa de Inglaterra, donde se medirán en semifinales al Manchester City, para salvar la temporada.