Conoce tu coeficiente erótico

Foto: revistamujeres.com

Tener un excelente físico o saberse al pie de la letra los mejores trucos en la cama, no son suficientes elementos para considerar a un hombre o a una mujer la mejor pareja o el mejor amante. Hoy en día, es necesario que desarrolles y “aceites” el llamado coeficiente erótico.

El coeficiente sexual o erótico es una herramienta con la cual se puede llegar a determinar el grado de desempeño sexual en una persona. Dicho número se obtiene a través de la aplicación de un test compuesto por varias preguntas que encierran el llamado ciclo sexual. Te ayudaremos a mejorar tu coeficiente erótico. Descubre cuáles son esos pasos a seguir.

1.- No centres tu atención en tu aspecto físico. Este punto, hoy en día, es poco valorado, pues la gente está en búsqueda y ávida de nuevas aventuras.

2- El principal órgano sexual es el cerebro. Cualquier parte del cuerpo puede llegar a ser un punto G si logras conectarlo con tu mente.

3- Cuando sentimos atracción por alguien, el sistema nervioso produce y libera feniletilamina, un compuesto químico que hace que sintamos pasión. Esta sustancia también es la que origina la excitación. Por ello es importante trabajar la inteligencia emocional para mejorar nuestra vida sexual.

4- Todos poseemos inteligencia sexual, la cual sólo se potenciará conforme el paso del tiempo, pues son los años los que provocan que una persona la desarrolle a la perfección o domine el tema.

5- El pilar de la inteligencia sexual es la educación, así que no dudes en explorar tu cuerpo y en conocer cuáles son tus respuestas a los juegos eróticos y sexuales.

6- Debes tener en cuenta que tanto hombres como mujeres tienen el mismo derecho de disfrutar del sexo.

7-  Antiguamente, se pensaba que el placer sexual era sinónimo de orgasmo. Hoy en día, el disfrute contempla otras cosas, como el conocerse como pareja, no tener barreras, no tener prejuicios y dejarse llevar por el momento.

8- Tres pilares básicos para mejorar tu CE son: dejar atrás mitos y tabúes, conocer qué es lo que te gusta y te hace disfrutar, y tener una comunicación abierta con tu pareja sobre el tema.

Con información De10.mx