Félix Velásquez: 3.400 asesinatos y no hay culpables

Los venezolanos vemos con preocupación que en los tres primeros meses de lo que va del año, hallan asesinado a 3.400 venezolanos según cifras del Ministro del  Interior y justicia Néstor Reverol y no se decrete una emergencia en materia de seguridad ciudadana.

Se está vulnerando el derecho más importante que tienen los ciudadanos como lo es el derecho a la vida  y frente a eso, no se redoblan los esfuerzos para disminuir o erradicar los asesinatos en el país.

Es el momento para desarmar los barrios, para que las calles no se tiñan de rojo con la sangre de nuestros hermanos, para aplicar aplicar un desarme a nivel nacional y que las armas de fuego ilegales sean destruidas cada seis meses en evento público y en presencia de organizaciones defensoras de Derechos Humanos que certifiquen que las armas no sean falsas.

En este sentido es vital exigirle al Ministro de Interior y justicia Néstor  Reverol que deje a un lado la política y se ponga a trabajar en materia de seguridad ciudadana, ya que no podemos permitir que en 3 meses asesinen a miles de venezolanos y decirlo como que si se trataran de animales y no de seres humanos.

Es hora de que los Diputados de la Asamblea Nacional aprueben la ley desarme, para que nos digan cuando y como van hacer el desarme en los barrios, para garantizarle la verdadera paz a los venezolanos. ¿Hasta cuándo se hace demagogia con un tema tan sentido por los venezolanos como lo es la inseguridad? Queremos recordarles a los diputados que en los últimos 14 años se han asesinado a más de 165 mil ciudadanos, cifra record en los últimos 50 años de democracia y no hay planes de seguridad que den cuenta de ese flagelo.

La inseguridad en el 2012 también les dio duro a los funcionarios policiales, los cuales casi que asesinaron a un policía por día. Estos funcionarios han llegado a despojarse de cualquier insignia que los identifique como miembros de un organismo de seguridad del estado, en vez de ser al revés, que los delincuentes se asusten cuando ven a estos hermanos que velan por la seguridad en el país.

Basta de que sigan asesinando a personas inocentes y acostumbrarnos a que eso es normal. No se puede seguir perdiendo generaciones de jóvenes victimas del hampa, que el futuro de los niños sea una bala en un barrio solo porque al gobierno le da miedo desarmar a los choros en los sectores más difíciles del país.

Es el momento para la vida y para la seguridad, los funcionarios policiales no pueden seguir de rodillas ante el hampa y dejar a un lado sus funciones solo por el hecho de no tocar a bandas o colectivos chavistas que tienen armas de gran calibre para defender la revolución cueste lo que les cueste.     Desarme, desarmen los barrios!