Cien kilos de cocaína ocultos entre plátanos en mercado español

La policía española halló unos cien kilos de cocaína procedente de Colombia ocultos en cajas de plátanos a la venta en el mercado central de Barcelona, algunas de las cuales ya habían sido distribuidas a los comercios, informó este viernes.

La alerta saltó el jueves por la tarde cuando comerciantes de Mercabarna, el mercado mayorista de la segunda mayor ciudad del país, avisaron a la policía regional “de que dentro de una caja de plátanos se había encontrado un paquete de droga”, explicó a la AFP una portavoz policial.

Los agentes “se desplazaron al lugar e intervinieron todas las cajas del cargamento”, algunas de las cuales ya habían sido vendidas y habían empezado a distribuirse a los comercios, agregó.

Hasta el momento la policía había localizado “85 paquetes de droga que representan 100 kilos repartidos en diferentes cajas”, precisó la portavoz.

“Parece que la droga venía de Colombia y había llegado a través del puerto de Tarragona”, en el este del país, afirmó.

Principal punto de entrada en Europa de la cocaína procedente de Latinoamérica, España lidera las incautaciones en el continente.

Entre enero y noviembre de 2012 confiscó 17,65 toneladas y, según el observatorio europeo sobre las drogas, fue responsable del 40-50% de toda la cocaína incautada en Europa en 2001-2010.

Los cargamentos de plátanos son un método de transporte conocido de la policía, explica a la AFP José Antonio Rodríguez, jefe de la sección de cocaínicos de la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional.

“Los contenedores de barco son una de las vías ahora más frecuentes porque tienen la ventaja de que el tráfico comercial los encubre, los puertos tienen mucho movimiento y los productos perecederos tienen que salir rápido”, afirma.

La droga “puede venir oculta en un doble fondo, como el palé de madera que sirve de soporte, o dentro de la mercancía”, dice mientras muestra dos mitades de una banana de plástico en el interior de la cual se encontró cocaína.

“El problema es que en un contenedor caben 24.000 kg de mercancía, y a lo mejor hay 200 o 300 kg que son plátanos falsos, y encontrarlos, si no estás alertado, no es nada sencillo”, reconoce.

Los traficantes recuperan el cargamento antes de que llegue al mercado. Pero no en este caso. AFP