Delito de usura en la venta de carros es cometido por los revendedores

Foto: El Impulso

La combinación que se ha hecho entre la Asamblea Nacional, Consejo Legislativo, Guardia Nacional e Indepabis ha dado buenos resultados, declaró el diputado Francisco Martínez, miembro de la Comisión de Administración y Servicios de la AN, al ser entrevistado por reporteros de EL IMPULSO.

En este sentido se busca darle un “parao” a la especulación, la usura y la esfafa, precisó. Porque son excesivos los aumentos sobre todo con los artículos de primera necesidad, alimentos, medicamentos, línea blanca y, claro está, los vehículos.

Indepabis ha impuesto multas y cierre a más de doscientos establecimientos, dijo. En los operativos sobre los vehículos se han venido haciendo por las denuncias consignadas por los consejos comunales por el precio exagerado de los automotores.

Hasta ahora no hemos encontrado sobreprecios en los concesionarios que hemos inspeccionado, pero sí se ha demostrado que ha habido tardanza en la entrega, ya que se entregaban en promedio 7 automotores por día y se ha duplicado el número. Nos explicaron que no podían hacerlo con mayor rapidez porque, en el caso de los de China, son traídos en barcos y hay que resolver los problemas de salitre, humedad, sucio y otros. Todo eso requiere de tiempo para acondicionarlos.

Ha sido retenida por la Guardia Nacional una gran cantidad de carros, para revisar su procedencia y el sobreprecio por parte de los revendedores.

Hemos conseguido que el delito de usura está en los revendedores, explicó. En las concesionarias se ha podido hacer las revisiones y se ha comprobado que están al día. El precio es el sugerido.

Pero, en otros establecimientos se ha comprobado que automotores que valen 400 mil bolívares los están vendiendo en 1.400.000 o 1.700.000.

Debieran tener precios asequibles porque los dueños de esos negocios burlan los impuestos.

Nosotros le vamos a dar un “parao” completo con la ley que controla y regula compra y venta de vehículos nuevos, usados, nacionales e importados, que comenzamos a discutir la semana pasada.

El presidente encargado Nicolás Maduro pidió que agilizáramos esa ley, manifestó. No queremos hacer un instrumento legal en forma apresurada que después no vaya a solucionar los problemas.

Estuvimos trabajando hasta el Jueves Santo. Y, si Dios quiere, esperamos el martes tratar algunos artículos que quedaron pendientes. Importante es acabar con esa pretensión que tienen algunos de hacer dinero aprovechándose de la necesidad que tienen muchas personas.

Estamos trabajando en la fórmula de despreciación en los vehículos usados.

Ningún automotor después que sea vendido por la ensambladora o concesionaria puede costar más que un vehículo nuevo.

Dentro de la apreciación se ha establecido que después de la concesionaria tiene una despreciación del 10 por ciento.