Banavih publica lista de favorecidos con créditos por Faov

El Banco Nacional de Vivienda y Hábitat (Banavih) publicó este lunes a través de @Banavihaldia el listado de 193 venezolanos con créditos aprobados para adquirir su casa con recursos del Fondo de Ahorro Obligatorio para Vivienda (Faov).

AVN

En la lista están las personas, correspondientes a marzo y diferidas para abril, a las que ya el Banavih transfirió en sus respectivos bancos el dinero proveniente del Fondo, para que puedan proceder a protocolizar los préstamos a largo plazo.

Los bancos venezolanos, públicos y privados, otorgan créditos a las familias para adquisición de vivienda principal básicamente por tres vías: con recursos del Faov y el Fondo de Ahorro Voluntario para Vivienda (Favv), con recursos propios a través de la cartera hipotecaria obligatoria (situada hoy en día en 20% de la cartera bruta anual de créditos) y fuera de la cartera, para familias de mayores ingresos.

El Faov está constituido por el ahorro equivalente a 3% del salario integral mensual de los trabajadores: 2% lo da el patrono y 1% el empleado. El pago de este aporte lo realiza el empleador mensualmente en un banco (su operador financiero), durante los primeros cinco días de cada mes.

Mientras, el Favv está conformado por el ahorro voluntario de cualquier persona, con o sin relación laboral de dependencia. También es de 3% de sus ingresos totales mensuales, los cuales no podrán ser inferiores a un salario mínimo. El Banavih es el ente del Estado encargado de administrar estos recursos.

A comienzos de abril, el Ministerio para Vivienda y Hábitat publicó las nuevas condiciones de financiamiento que regirán el otorgamiento de créditos para la adquisición, autoconstrucción, ampliación y mejoras de vivienda principal, con recursos provenientes de los fondos de ahorros para viviendas.

Entre las decisiones más resaltantes está el aumento a 350.000 bolívares en el monto máximo de los créditos otorgados con recursos del Faov y el Favv para compra de casa, independientemente del ingreso familiar. Hasta ahora, la resolución dictada en julio de 2012, y que queda derogada, establecía esa cantidad tope en 300.000 bolívares.

La capacidad crediticia será determinada en función del ingreso de la familia. Tienen un máximo de 30 años para pagar y las cuotas mensuales deben ser de entre 5% y 35% del ingreso total mensual.

Mientras, los préstamos para autoconstrucción, mejoras y ampliación, están dirigidos a familias con ingresos de entre uno y seis salarios mínimos (entre 2.047,52 y 12.285,12 bolívares).

Los créditos para autoconstrucción son por un máximo de 205.000 bolívares, con hasta 20 años para pagar; los de ampliación no pueden ser por más de 140.000 bolívares, con 15 años para cancelar; y los dirigidos a mejoras de vivienda son por hasta 84.000 bolívares, con 10 años de financiamiento.

Los créditos pueden ser otorgados hasta por 100% del valor del inmueble, conforme al avalúo y de acuerdo con el ingreso total familiar.

Las familias que ganen hasta cuatro salarios mínimos al mes (9.190,08 bolívares) pueden optar al Subsidio Directo Habitacional, por un monto máximo de 270.000 bolívares. Se trata de una ayuda no reembolsable del Estado venezolano para apoyarles en la adquisición o autoconstrucción de sus casas.