En Tiempo Real: Maduro repite el fenómeno Irene Saez. por @carlosvalero08

Corría el mes de enero del año 1998, el país seguía dando
demostraciones de hastío del bipartidismo adeco-copeyano, de hecho en
el año 1993 había resultado vencedor Rafael Caldera con los votos de
Convergencia y el MAS, y la CausaR llegó de segundo lugar desplazando
por primera vez a AD y COPEI de Miraflores, con lo cual más de la
mitad del país votaba en contra del llamado puntofijismo. Irene Saez,
ex miss universo y flamante alcadesa del Municipio Chacao se paseaba
por el país como la futura primera mujer presidente de Venezuela, ya
que contaba con una popularidad superior al 60 por ciento, seguida por
Henrique Salas y Hugo Chávez, quienes juntos no sumaban 10 por ciento
del electorado.

Pocos meses después, el electorado entró en “modo campaña electoral” y
comenzó a observar a Irene más allá de su deslumbrante belleza y de
los merecidos logros gobernando un municipio para la época
multimillonario, sin cerros y donde se invertía la realidad
socioeconómica del país, es decir, los pobres eran minoría. A partir
de ese momento, el declive en la popularidad de la ex miss universo
fue indetenible, al extremo que no se presentó a las elecciones de
diciembre del año 1998 y la contienda se decidió, como todo el mundo
sabe, entre los candidatos Chávez y Salas que al principio no
aparecían en pantalla.

Con Nicolás está ocurriendo, en versión exprés, lo mismo que le pasó a
Irene Saenz, su desplome es tan violento, que estoy seguro que de
haber convocado las elecciones con un plazo mayor, para dar tiempo a
los nuevos inscritos y desarrollar una campaña mínimo de 60 días, el
gran debate en el PSUV sería sobre la escogencia del sucesor de
mentira fresca, para evitar una catástrofe electoral y política.
Debido a que está prohibido hablar de encuestas me reservo los
números, pero es un secreto a voces que cada día son miles y miles que
se suman al grito “Nicolás, no te vistas que no vas”, como resultado
de la enorme decepción que ha significado descubrir al verdadero
Maduro y de la extraordinaria campaña de @hcapriles, que logró en una
primer momento aglutinar a sus electores del 7O y que desde el inicio
formal de la campaña ha construido un discurso que llena el vacío de
liderazgo dejado por el ex presidente recién fallecido.

Significa lo anterior que es imposible una derrota de Nicolás o que el
triunfo de Capriles está cantado y sólo hay sentarse a esperar el 14A,
para ser juramentado y tomar posesión del cargo? por supuesto que no,
quedan días complejos, ellos también juegan y tratarán de utilizar
todo el poder del Estado para volver a torcer la curva a favor de
Nicolás. De ahí el inesperado aumento de 45 por ciento del sueldo
mínimo, chucuto por el fraccionamiento, pero aumento al fin y aún les
queda el expediente de la guerra sucia, que sabe Dios hasta donde
mentes tan enfermas con el poder son capaces de ejecutar. Finalmente
es altamente probable que recurran a la estrategia desesperada de
intentar torcer los resultados la noche del 14.

Queridos lectores, ellos pueden intentar todo lo que se les pase a
ustedes por la mente, pero una cosa piensa el burro y otra el que lo
arrea. El PSUV diseñó todo para llegar, gracias al ventajismo y al uso
del dolor del pueblo con ventaja al momento de la elección, nunca
imaginaron que podían perder por votos y el Comando Simón Bolívar ha
cubierto todos los extremos para impedir que haya un fraude, así que
si pierden, podrán llorar, chillar, patalear y hasta acusarnos de
ventajismo, como cínicamente lo hizo Chadertton, pero no les quedará
otra opción que reconocer, entregar y prepararse para ser oposición.

Restan 5 días muy movidos, ellos son en este momento tan peligrosos
como una fiera herida, pero están atrapados en el discurso democrático
y en su propia estrategia de “elecciones relámpago”. Cada uno de
nosotros debe continuar abriendo los brazos a los hermanos defraudados
que vienen de allá, para consolidar la nueva mayoría que derrumbe,
como lo he dicho en otra oportunidad, las instituciones rojas de
cartón piedra. Fe, constancia, cero triunfalismo y cuidado en los
detalles el día de la elección son la llave para la Venezuela que
todos soñamos, sin odio, divisiones ni chantajes sociales.

Carlos Valero

Les invito a seguirme en twitter a través de la cuenta @carlosvalero08