Informan que VPH en jóvenes va en crecida

Publicado en: Salud, Titulares

Foto: Archivo

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual que más afecta a personas en el mundo.

Ésta, y su infinidad de consecuencias, viaja en el 98% de las mujeres. Sin embargo, la promiscuidad como principal agravante, incrementa los casos entre los jóvenes de 17 a 25 años sin importar cuán corta haya sido su vida sexual, o su preferencia.

Así lo asegura el médico zuliano Fernando Reverol, cirujano coloproctólogo, miembro titular de la Sociedad Venezolana y Latinoamericana de Coloproctología.

La crecida de la enfermedad que desarrolla las lesiones del VPH en la región anal y de cuello uterino, punto de partida para generar cánceres relacionados con esta enfermedad, no va a la par con el acceso a la información sobre las causas y consecuencias del padecimiento, un punto débil cuando de prevención se trata.

El especialista afirma que, según las últimas estadísticas, el 98% de las muestras de VPH es positiva para la sepa de 16 y 18, los serotipos que producen el cáncer.

 

—¿Cuáles son las señales que indican que hay que asistir al médico y qué tipo de síntomas presentan los pacientes?

—Es asintomático. La persona va a la consulta porque la pareja le dice y le ve una verruga, si tienen sexo anal y sexo orogenital, el problema no es la verruga, sino que cuando crece, porque hace una tumoración pequeña, vegetante, comparada con un coliflor, y se dan cuenta de que no es normal”.

 

—¿Qué tipo de especialista está capacitado para tratar este padecimiento?

—Los pacientes solían ir a la consulta con internista, luego con dermatólogo, quienes les trataban lo externo, pero lo interno no, hasta que llegan al coloproctólogo, especialista en el área capaz de diagnosticar las lesiones en el ano y encontrar el tratamiento”.

—¿Cómo se diagnostica?

—Eso se logra haciendo una anoscopia, en la que se ve la extensión de la lesión, ahí es donde tenemos que llegar, al descubrimiento, para conseguir el tratamiento orientado por el diagnóstico”.

—¿Desde cuándo existe la alta incidencia en pacientes jóvenes?

—Para el 2007 empezamos a trabajar duro con eso, primero porque había mucho VPH en pacientes muy jóvenes, fue alarmante cuando empecé a tratar pacientes en edades comprendidas entre los 17 a 25 años. Además, a mediados del año pasado descubrimos que el 75 por ciento de los pacientes que consultaron por VPH de ano, cuando le hacíamos una muestra de ADN, conseguimos que la sepa más común era 16 y 18, altamente oncogénica, es decir, que va a producir carcinoma en corto tiempo, con una dificultad diagnóstica”.

Más información en Panorama.

, ,

Comments are closed.