Los chavistas entre cambures y pajaritos (Fotos)

Confiado en asegurar un nuevo triunfo electoral en Venezuela, el chavismo se ha volcado a las calles a acompañar a su candidato, Nicolás Maduro, y ha puesto de moda los plátanos y los pajaritos en su campaña.

Junto a las imágenes del fallecido presidente Hugo Chávez, el tricolor patrio y el rojo en prendas o banderas, el oficialismo estrena símbolos de la mano de Maduro, cuyo apellido ha sido aprovechado por el ingenio popular para portar ahora plátanos en sus actos (por el “plátano maduro”) y también el pajarito que el propio candidato hizo famoso.

Fotos Afp y Reuters

Laura Barros/Efe

A poco más de 48 horas para el cierre de la campaña, Maduro visitó Catia La Mar, en el costero estado Vargas, donde lució un sombrero de paja coronado con un pajarito y previamente había visitado una frutería donde prevalecían bananas, que incluso repartieron desde el camión que lo trasladó por esa localidad.

“Esto es el ingenio popular”, dijo a Efe Nohemí Zacarías, de 59 años y quien exhibía orgullosa un sombrero de paja con un plátano y la leyenda de Maduro presidente.

Otra banana hecho de cartulina se coló entre los brazos de quienes saludaban al aspirante del oficialismo mientras avanzaba hacia la tarima desde la que pronunció un discurso ante sus seguidores.

En una concurrida plaza de esa localidad de Vargas, estado situado frente al mar Caribe venezolano, un vendedor ambulante de palomitas de maíz ofrecía a todo pulmón “cotufas (palomitas) de maduro con sabor a pajarito”.

El pajarito se hizo famoso después de que Maduro asegurara que Chávez, quien falleció el 5 de marzo a consecuencia de un cáncer, se le había aparecido bajo esa forma, lo cual le valió críticas de la oposición y comentarios jocosos en las redes sociales.

El también presidente encargado, que al relatar el episodio chifló e hizo sonidos para imitar el vuelo del pajarito, aupa ahora a sus seguidores con silbidos en medio de aplausos y gritos.

Sin embargo, Chávez, quien gobernó el país desde 1999 y promovió su revolución bolivariana, sigue estando presente en la campaña e incluso Maduro, se presenta como su hijo.

El candidato y presidente encargado levantó durante parte de su recorrido una pintura que le obsequió un seguidor y en el cual aparecía el fallecido presidente vestido de uniforme militar con un guante y una pelota de béisbol, deporte del que era seguidor.

“El presidente (…) está con nosotros en nuestros sentimientos y en nuestro corazón, nunca estará ausente; es el líder de esta revolución y de todos los pueblos latinoamericanos y del mundo”, dijo a Efe Alfredo Salas, un pensionado de 48 años.

Consideró que la campaña de Maduro está basada en el legado y la “gran responsabilidad” que le dejó Chávez de continuar su revolución.

Francisco González, vinculado a sindicatos del sector aeroportuario, destacó, por su parte, que se siente “orgulloso” de Maduro y que por ello lo tienen “como el nuevo presidente de este país”.

“Nuestro presidente se nos fue, pero nos dejó el hijo para que siguiera este proceso que tenemos”, agregó.

Para los seguidores del chavismo un escenario de derrota está descartado el próximo domingo, y repiten una y otra vez que la derecha no volverá.

“Eso es un utopía”, respondió a Efe Víctor Coronil, integrante de una organización popular y cultural en la zona.

Después afirmó, aclarando que hablaba de una “fantasía”, que si la derecha llega al poder y no cumple los programas sociales ni de asistencia a los más desposeídos “sería muy corto el tiempo que estuvieran”. EFE