Maduro: Vendieron Globovisión porque saben que la oposición “perderá”

(Foto Efe)

Los dueños del canal privado Globovisión, muy crítico del gobierno, vendieron la televisora porque saben que la oposición “perderá” los comicios presidenciales del domingo, dijo este miércoles de madrugada el presidente interino de Venezuela y candidato oficialista, Nicolás Maduro, reseña Afp.

“Ellos vendieron esa planta televisiva porque saben que iban a perder las elecciones y se van de este país”, dijo Maduro durante un acto musical en honor al fallecido mandatario Hugo Chávez, del que participó en la madrugada de este miércoles en un parque del centro de Caracas.

“Seguramente se abrirán las compuertas de esa planta televisiva a la democracia verdadera, al respeto al pueblo”, auguró Maduro en el acto, transmitido por el canal estatal VTV y al que asistió tras encabezar tres mítines electorales el martes.

La venta de la mayoría accionaria de Globovisión fue anunciada hace un mes por la directiva del canal, que adujo que presiones políticas del gobierno y el cúmulo de juicios y procedimientos administrativos hacían “inviable” al canal.

La directiva informó entonces que la venta se concretará tras los comicios presidenciales del domingo, en los que Maduro se medirá con el candidato opositor Henrique Capriles.

Tras el anuncio de venta hay mucha expectativa sobre si el comprador, Juan Domingo Cordero, un empresario ligado al negocio bancario y asegurador, cambiará o mantendrá la línea crítica del canal.

La venta comprende 80% de las acciones del canal, que están en manos de dos familias. El otro 20% de la televisora fue confiscado por el gobierno hace tres años a su propietario, que sostiene demandas contra el Estado para intentar recuperarlo.

Globovisión es el único canal crítico del gobierno que queda transmitiendo en señal abierta, aunque con un alcance limitado a Caracas y la cercana ciudad de Valencia.

La televisora acumula varias sanciones administrativas, multimillonarias multas y ha sido amenazada de cierre en varias ocasiones por el gobierno, que acusa a los socios del canal de “terroristas mediáticos”.

Los responsables de Globovisión han asegurado que son objeto de una persecución política debido a su línea editorial. Sin embargo, el gobierno venezolano asegura que las acciones en su contra responden a razones estrictamente legales.

Afp