Movimiento deTrabajadores por la Democracia Social apoyan candidatura de Capriles

La crisis económica y social que enfrenta nuestro país ha afectado de manera significativa la calidad de vida de los trabajadores y de sus familias. Los 100 días de gobierno de Nicolás Maduro han significado nuevos retroceso en las condiciones de vida de las familias trabajadoras.

La más alta inflación del mundo y una devaluación de la moneda que supera el cien por ciento en lo que llevamos de año significan la pulverización del salario de los trabajadores venezolanos, así como la reducción al mínimo de sus ahorros.

A esto debemos agregar que el gobierno de Maduro ha proseguido con la política desarrollada a lo largo de estos 14 años de negarse a sentarse a discutir con los sindicatos los contratos colectivos vencidos en el sector público.

La última burla del gobierno de Nicolás Maduro contra los trabajadores es el supuesto “aumento” del salario mínimo. Veinte por ciento en mayo, diez por ciento en septiembre y un último porcentaje sin determinación clara. Lo que en conjunto ni siquiera alcanza a cubrir la primera devaluación decretada en el año. Un aumento insuficiente que será absorbido rápidamente por la inflación.

Los trabajadores organizados en el Movimiento de los Trabajadores por la Democracia Social (Mtds), exigimos un aumento general de sueldos y salarios, inmediato y completo, que incluya también un incremento general en pensiones y jubilaciones, así como de los cesta-tickets. Cualquier respuesta menor a esta constituye una afrenta para los trabajadores, principales víctimas del fracaso gubernamental.

El desprecio contra el movimiento de los trabajadores, la indolencia frente a los problemas que afectan a nuestras familias, incluyendo la inseguridad que ha acabado con la vida de miles de trabajadores, ha sido la política del Estado en Venezuela durante los últimos 14 años, esto exige una respuesta contundente por parte de nuestras organizaciones.

Estamos convencidos de que Venezuela requiere un cambio profundo y estructural. Este modelo económico y político está agotado y quebrado. La expresión de este agotamiento ha sido la destrucción de la capacidad de la economía para generar empleo decente y estable.

Esto nos lleva a ratificar una decisión. La candidatura presidencial de Henrique Capriles representa la oportunidad de darle un cambio democrático a nuestro país. Capriles ha expresado en muchas oportunidades su compromiso con la creación de empleo decente y estable, el respeto al movimiento organizado de trabajadores y a los contratos colectivos, así como la lucha contra la pobreza en Venezuela. Efectivamente tenemos una comunidad de valores compartidos que nos une a la candidatura de las fuerzas democráticas.

En conclusión, contra la mentira y el engaño del gobierno de Nicolás, respaldamos por completo la candidatura de Unidad Nacional liderada por Henrique Capriles Radonsky para la Presidencia de la República.

Con Henrique Capriles se abriran nuevos caminos de desarrollo, libertad y justicia social para todos los trabajadores de Venezuela.

Ponemos todas nuestras fuerzas, nuestra organización, en el compromiso de rescatar la ruta democrática de Venezuela para todos, en apoyo total a Henrique Capriles en la construcción de un gobierno de Unidad Nacional que nos saque de la profunda crisis que estamos viviendo.

Los trabajadores estamos comprometidos con el cambio.

Los trabajadores estamos comprometidos con la democracia.

Los trabajadores estamos comprometidos con la candidatura de Unidad Nacional de Henrique Capriles. ¡Capriles Presidente!

Prensa Un Nuevo Tiempo