Polimiranda reforzó la seguridad en la Plaza la Castellana

(Archivo)

El director presidente de la Policía de Miranda, comisario general Elisio Guzmán, informó que se reforzó la seguridad en la Plaza la Castellana, y se abrió una investigación por los hechos violentos ocurridos la noche del pasado lunes, donde resultaron heridos siete estudiantes que realizaban una protesta pacífica.

Indicó Guzmán que desde el mismo momento que se inició la “toma” pacifica por parte del grupo estudiantil, hace una semana, funcionarios de la Policía de Miranda han resguardado el lugar “actualmente contamos con más uniformados adscritos a la Unidad de Control de Reuniones y Manifestaciones Públicas, Brigada Motorizada y de la Unidad Contra el Robo y Hurto de Vehículos del Centro de Coordinación N° 7”, acotó el jefe policial.

Informó que de acuerdo a la versión de los hechos ofrecida por  los jóvenes estos fueron agredidos por un grupo de personas que se desplazaban en diferentes vehículos identificadas con franelas y gorras del Partido Socialista Unido de Venezuela, quienes los golpearon con objetos contundentes. “A través de la Oficina de Control de la Actuación Policial (Ocap), se iniciaron las averiguaciones del caso”, destacó el director policial.

“Para el momento de la acción violenta nuestros funcionarios presentes en el lugar se apostaron preventivamente con los equipos antimotines y sin armas, tal como lo dicta la ley, luego arribaron efectivos de la Policía Nacional Bolivariana, quienes manifestaron a los policías de Miranda que abrieran la barricada de control, puesto que ellos asumirían la seguridad en la zona debido a la actitud violenta de los presuntos seguidores del oficialismo”;  comentó Guzmán.

Dijo que los oficiales intentaron mediar en la situación para que las personas dejaran la actitud violenta y se quedaron resguardando la plaza, mientras los uniformados de la Policía Nacional intentaban convencer al grupo de personas para que no continuaran con las agresiones.

Prensa Iapem / Egda González