Omar Ávila desenmascara a Nicolás

El secretario general nacional de Visión Venezuela, Omar Ávila, insiste en develar “las mentiras” del presidente encargado Nicolás Maduro, y anunciar las realidades de los venezolanos. En esta oportunidad recordó que en días pasados, el candidato oficialista puntualizó que el Gobierno Bolivariano se encuentra atendiendo todos los temas centrales del país, entre ellos, la educación de los niños venezolanos.

“No es mentira para nadie que el gobierno ha hecho mucha propaganda y poca inversión en educación. La reducción progresiva de la matrícula, la eliminación del Plan de Alimentación Escolar, la partidización de la escuela, la pérdida constante de clases han hecho que la educación pública en nuestro país haya sufrido un deterioro en cantidad y calidad. Lo mismo ocurre en las universidades autónomas, ya que existe un cerco presupuestario”, dijo Ávila.

Señaló que el gobierno proclama que Venezuela es el país donde se ha evidenciado un mayor incremento de la matrícula universitaria, “sin embargo, los propios datos del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria evidencian una disminución constante de la misma desde el año 2009. Para el 2011 había 329.252 estudiantes universitarios menos que en el 2009”.

En otro orden de ideas, el dirigente de Unidad Visión Venezuela citó a Maduro cuando dijo que continuará profundizando y perfeccionando el proceso de descentralización del deporte en el país y desarrollar nuevos deportistas. “Por el contrario lo que ha hecho es quitarle a los Estados la administración y uso de las instalaciones deportivas y se violentó la autonomía de las organizaciones deportivas”.

En cuanto a la administración pública, Maduro prometió adecentarla. “Es bien sabido por todos que en los últimos 14 años se pasó de 18 a 29 ministerios, de los cuales dependen 850 organismos y entes descentralizados, tres veces más que en 1999. El número de empresas públicas pasó de 93 en 1999 a 480 en 2012, producto de las expropiaciones, ocupación o confiscación de empresas del sector privado, y para nadie es un secreto que las remuneraciones en el sector público tienen más de cinco años rezagadas”.

Manifestó que hasta el último minuto de la campaña, “seguiremos insistiendo en desenmascarar a Nicolás (Maduro) Mentira fresca”. En contraposición a las “mentiras” y “falsas” promesas de Maduro, Omar Ávila aseguró que con el gobierno de Henrique Capriles “los empleados públicos estarán tranquilos. La administración pública estará al servicio de los venezolanos, no de un partido político. Por eso Henrique Capriles no los perseguirá ni los botará de sus puestos. Ellos trabajarán para los venezolanos y no serán obligados a tener ninguna militancia partidista. También nuestros soldados y oficiales estarán al servicio de los venezolanos, la seguridad de nuestras fronteras, y defendiendo nuestra soberanía. Cumplirán la constitución, y no estarán al servicio de ningún partido político”.

En cuanto a las Misiones desarrolladas por el ex presidente, el gobierno de Capriles se compromete a que las mismas serán para todos los venezolanos, sin importar su inclinación política. “Además estamos convencidos que las misiones deben mejorarse, asegurando que los venezolanos reciban un servicio de calidad”.

Igualmente, según Ávila, el gobierno de Capriles garantizará el pago de las pensiones, y además otorgará tickets para la alimentación y las medicinas a quienes les hagan falta. Cada vez serán más los venezolanos incluidos para recibir este beneficio.

Omar Ávila invitó a votar el próximo domingo 14 de abril por el candidato de la unidad nacional, Henrique Capriles, en la tarjeta de la MUD ubicada abajo y a la izquierda del tarjetón electoral. “Este domingo no te quedes sin participar, el futuro está en las manos de cada uno de nosotros con la mejor arma que tenemos los demócratas, que no es otra que el voto. Vamos a esa gran fiesta democrática donde hay espacio para todos, donde tendremos la oportunidad de hacer realidad la esperanza de cambio que soñamos para nuestro país”.

 Prensa Visión Venezuela