Óscar Lucien: Vota como quieras, con libertad (Videos)

El encabezado principal, en la primera del diario El Nacional, hoy jueves, sintetiza la compleja y dramática circunstancia en la que acudimos a estas cruciales elecciones del 14 de abril. Llamo la atención sobre estos titulares, que transcribo literalmente: Maduro y Molero dicen que acatarán resultados del 14A. Transparencia Venezuela presentó al organismo electoral 21 denuncias con fotografías de los hechos abusivos y pruebas del uso de bienes públicos en beneficio del candidato oficialista. La fiscal Luisa Ortega Díaz advirtió que los votantes no pueden quedarse en los centros electorales, en contradicción con lo que establece el reglamento, que incluye la verificación ciudadana. Tibisay Lucena llamó chantajistas a quienes no aprueban las condiciones del CNE.

Primero, por qué el candidato presidencial del oficialismo, ungido en esa aspiración por el fallecido Presidente y su Ministro de la Defensa tienen que declarar que acatarán los resultados? No es la norma esencial, y condición sine qua non  el respeto de la voluntad popular expresada en las urnas? Como no hay un desarrollo particular de este punto en las páginas interiores del diario quiero entender esta declaración como una enmienda del Ministro de la Defensa a su pronunciamiento intemperante, inoportuno y violatorio del artículo 328 de la Constitución Nacional cuando en días pasados adhirió públicamente la candidatura del líder obrero (sic) Maduro y anunció su compromiso de “darle en la madre a los fascistas”. Segundo, la denuncia de la ong Transparencia Venezuela es un importante llamado de atención sobre las lamentables y perniciosas condiciones de abuso y ventajismo del candidato de gobierno al colocar toda la infraestructura del Estado y la movilización de funcionarios públicos en labores de proselitismo político, cuando ello está expresamente prohibido por la Constitución, la ley contra la corrupción y la propia normativa electoral. Tercero, la declaración de la Fiscal Ortega pone los pelos de punta. ¿Cómo puede esta funcionaria, cuya atribución esencial es velar por el cumplimiento y garantía de derechos constitucionales fundamentales de los ciudadanos, advertir que los ciudadanos no pueden quedarse en los centros electorales, concluida las votaciones, si, precisamente, un derecho electoral fundamental del acto de sufragio es la verificación ciudadana? Y, finalmente, la presidenta del ente electoral califica como chantajistas a quienes no aceptan las condiciones del árbitro, una airada respuesta a un conjunto de señalamientos, contenidos en los titulares, que reclaman al CNE lo pautado en el artículo 293 de la CRBV: “Los órganos del Poder Electoral garantizarán la igualdad, confiabilidad, imparcialidad, transparencia y eficiencia de los procesos electorales”. Quiero detenerme en este punto, esencial, en virtud de la prohibición que ha hecho el CNE a mensajes institucionales de algunas ongs venezolanas, y en particular a los micros audiovisuales “Vota como quieras” y “Vota con libertad” de la Asociación Civil Ciudadanía Activa. Esta asociación civil tiene una reconocida trayectoria produciendo documentales y otros materiales formativos relacionados con la promoción de los valores democráticos y la defensa de derechos civiles y políticos. En esta oportunidad electoral ha producido una serie de micros institucionales que promueven la participación y refuerzan en los ciudadanos  su derecho al ejercicio pleno del sufragio sin ningún temor que pueda coartar su libre elección. Voceros de Ciudadanía Activa han explicado que el CNE, para proceder a la prohibición de los micros aludidos, parte del  falso supuesto de que sus mensajes son propaganda electoral cuando la ley es muy clara al respecto: se considera propaganda electoral los mensajes cuyos contenidos deben llamar a votar por uno u otro candidato. Asimismo, denuncian que esta equívoca apreciación de las 4 rectoras del CNE sobre lo que debe entenderse por propaganda electoral, cuya aplicación práctica da cercenado la libertad de expresión, ha instaurado la censura previa y ha promovido la perversa autocensura, particularmente en los medios radioeléctricos.

En apenas setenta y dos horas Venezuela tendrá un nuevo presidente electo por el voto popular. Porque apuesto por una cultura de la vida que se sobreponga a la cultura de la muerte, votaré por Henrique Capriles Radonsky.

Confío en que su triunfo, será el triunfo de Venezuela, el triunfo de la paz y que su gobierno tenga como norte la unidad de Venezuela; que en su gobierno volvamos al respeto de la institucionalidad, al sometimiento pleno de las Fuerza Armada Nacional al poder civil y a la Constitución, a la autonomía e independencia de los poderes públicos y que mensajes institucionales y la actuación de ongs como Transparencia Venezuela y Ciudadanía Activa pueden expresarse sin cortapisas.

Estos son los micros de Ciudadanía Activa

Vota como quieras

Vota con libertad


Vota sin miedo



Tu voto es tu secreto