Brian Fincheltub: Vota, moviliza y defiende tu voto

Estas elecciones a diferencia de cualquier otra, representan una lucha moral, una lucha desde los principios. Representan el compromiso ético de millones de venezolanos con su país, con sus ideas, con su futuro. Este domingo seremos millones los que acudiremos masivamente a expresarnos sin miedo, demostrando que este pueblo no se rinde, no se doblega, no se arrodilla, no se vende. Aquí a nadie le tiemblan las piernas frente a los retos y estamos claros que los derechos que no se ejercen se pierden, por eso saldremos como nunca a defender lo nuestro.

Esta es una batalla épica donde se enfrentan claramente dos formas de gobernar. Lo importante es que frente a la máquina de votación reine el libre ejercicio de cada elector, sin mayor mediación que la propia conciencia. Cuando estemos frente al tarjetón, solo Dios y nosotros sabremos nuestra decisión. Nadie más, el voto es un acto personalísimo, secreto, no hay chantaje que valga cuando se tiene la voluntad firme de cambiar.

Tenemos una oportunidad de oro, un episodio histórico que nos obliga a incorporarnos y ser agentes del cambio. Sobre todo mi llamado es a la juventud, irreverente, contestataria, rebelde por naturaleza, a que no nos pleguemos, no nos cansemos. El país nos necesita este 14 de abril pero nos necesitará más el 15.

Los jóvenes en 14 años no hemos visto nada diferente y ahora tenemos una nueva oportunidad en menos de menos de siete meses de adueñarnos de nuestro destino. No es posible seguir sin cambios, con sueños a medias, con el optimismo secuestrado. De esta batalla estamos seguro saldremos victoriosos. Hoy rendirse no está permitido, la abstención no representa en modo alguno una forma de luchar ¿Si usted no vota qué reclama? Nos estaríamos entregando sin oponer resistencia.

Este 14 de abril hagamos las cosas diferentes para obtener resultados distintos. Activémonos, no nos quedemos en nuestras casas, votemos y permanezcamos en los centros, ayudando a quien todavía no ha votado. Hagamos presencia para que los amigos de la violencia no tengan oportunidad de amedrentar.

Si cada quien hace lo que tiene que hacer este 15 de abril amanecerá más temprano para todos los venezolanos. Tanto para quienes no votaron por nuestra opción como para quienes lo hicieron.

No es momento para creer en pajaritos preñados, hoy nuestras convicciones de cambio deben estar más arraigadas. Aquí no hay testamento político que cumplir, tenemos que cumplirle es al país ¡VIVA VENEZUELA!

 

Brian Fincheltub

[email protected]

@Brianfincheltub