El proceso de votación paso a paso

Este domingo, 18 millones 903 mil 143 venezolanos podrán votar para elegir al presidente de la República para el período 2013-2019. AVN

El proceso de votación en el país es sencillo, rápido y completamente automatizado; y los ciudadanos están familiarizados con el sistema, tras su continua participación en elecciones.

Expertos del Consejo Nacional Electoral (CNE) han indicado que gracias al diseño del proceso, conocido como “herradura”, el ciudadano vota con fluidez y no tarda más de un minuto diez segundos en ejercer su derecho.

Aquí le presentamos el paso a paso del proceso de votación en el país:

  1. Recuerde que se utilizará el mismo Registro Electoral de las presidenciales del 7 de octubre pasado, por lo que usted votará en el mismo centro de aquella oportunidad.
  2. El único documento válido para votar es su cédula de identidad laminada, no importa si está vencida.
  3. Al llegar al centro, verifique en un listado, a las afueras del lugar, cuál es la mesa que le corresponde, según los últimos números de su cédula de identidad. Enseguida se debe incorporar a la fila de acuerdo con su número de mesa. Hay tantas filas como mesas en el centro.
  4. La primera estación es el Sistema de Autenticación Integral (SAI), dispositivo que comenzó a utilizarse en 2012.

(foto AVN)

El SAI es una herramienta biométrica de autenticación del votante a través de la cual el elector certifica su identidad ante la máquina de votación con su número de cédula y su huella dactilar. Es un dispositivo indivisible de la máquina de votación, explica el portal web del CNE.El operador ingresa el número de cédula del elector en el SAI y éste colocará su huella en el lector. De esta forma, el ciudadano se identifica ante la máquina de votación y habilita al presidente de la mesa para desbloquearla cuando esté listo para sufragar.

Seguidamente, el elector pasa entonces al frente de la máquina, ubicada tras un parabán. Cuando el votante manifieste que está listo, el presidente de la mesa pulsa el botón de desbloqueo para que la persona pueda hacer su elección.

Luego el elector pulsa la foto del candidato en la boleta, la cual estará ubicada a la derecha de la máquina. Ya no se debe oprimir el tradicional óvalo para marcar la elección. El tamaño del tarjetón ahora es más grande y hay más espacio entre cada opción para evitar confusiones que deriven en votos nulos.

La imagen del candidato estará acompañada de los símbolos de los partidos políticos que lo respaldan.

Cuando la persona pulsa su opción, se enciende una luz en la boleta y su selección se refleja en la máquina, con el nombre del candidato.

El elector confirma su selección en la máquina de votación pulsando el recuadro VOTAR, y luego la máquina arroja el comprobante. La persona verifica nuevamente su elección en el papel, lo dobla y lo introduce en la caja de resguardo.

(foto AVN)

Se dirige luego al miembro A, a quien entrega la hoja de taco que recibió al principio, contentiva de los números de mesa, página y renglón del cuaderno de votación, donde firmará y colocará su huella dactilar.

Luego va con el Miembro B quien le ayudará a introducir el dedo meñique en el desengrasante, para secarlo y luego impregnarlo de tinta indeleble. Así finaliza el acto de votación.

Recuerde que el voto es almacenado sin relación alguna con el orden de los electores, lo que preserva el secreto del sufragio.

Es posible que esté más de un elector en la herradura al mismo tiempo, pues mientras el presidente de la mesa recibe a una persona, otro puede estar frente a la máquina, un tercero introduciendo el comprobante en la caja de resguardo y un cuarto firmando el cuaderno. Justamente la organización del proceso permite la fluidez de los electores en tiempo expedito.