Falta de harina afecta producción de pan

(foto archivo)

El desabastecimiento de harina que viene afectando a los panaderos de la isla de Margarita, desde el mes de diciembre, no ha mostrado mejoría alguna. elsoldemargarita.com.ve

En algunas panaderías continúan racionando la venta del alimento distintos días y horarios, según sea la cantidad de harina que reciban. En otras, simplemente no se consigue.

Esmel Jordán, encargado de una panadería situada en la avenida 4 de Mayo, aseguró que la producción diaria no es suficiente para satisfacer la demanda de los consumidores, por lo cual, si ven que se presentan largas colas, inmediatamente racionan la venta “para que alcance para todos”. Situación que se repite en muchos otros comercios de la entidad.

El presidente de la Asociación de Panaderos del estado Nueva Esparta (Asopane), Ismael Andrade, explicó que aun cuandoestán tratando de canalizar con el Ministerio de Alimentación para que se normalice el suministro hacia la Isla, algunas fallas siguen presentes en el mercado neoespartano.

“Pensamos que en este momento se está desviando la harina que debería llegar a Nueva Esparta a otros estados; y eso podría estar relacionado que aquí logramos controlar los precios del producto. Cuando nosotros pagamos 450 bolívares, en otros logares pagan hasta 1.200, y para muchos no es rentable tener que lidiar además con los problemas de los ferrys y otros factores similares de distribución”, afirmó.

El vocero indicó que sin embargo se están haciendo las gestiones para mejorar la situación, por lo que no debe crearse una alarma en torno al tema.

“Así como hay panaderías que tienen sus fallas, hay otras que tienen insumos para producir el alimento”, añadió.

Productividad

Además de las fallas de insumos, los panaderos denunciaron los distintos problemas a los que deben enfrentarse al vender el pan a precio regulado. Muchos comercios dejaron de ofrecer el producto porque “los números no dan”, y otros lo venden solo una o dos veces al día y en cantidades limitadas.

“Más de una vez hemos pedido que se realicen ajustes que estén basados en las realidades del mercado, pero no toman en cuenta nuestras opiniones. Por ello decidimos dejar de vender el regulado y ofrecemos distintas presentaciones que nos ayuden a costear los salarios de los trabajadores, y los diferentes servicios que debemos pagar en las panaderías”, dijo un panadero.